Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Argentinos acusados de "piratería" en Rusia
Luego de la confirmación de la imputación de piratería para la argentina Camila Speziale, tambien se sumó el cargo a Hernán Pérez Orsi
3 de octubre de 2013
La Justicia rusa confirmó los cargos de piratería contra Hernán Pérez Orsi, el otro argentino detenido en Rusia desde hace 15 días y así se sumó a la misma imputación que recibió Camila Speziale.

De esta forma, la totalidad de los activistas de Greenpeace detenidos hace dos semanas en el rompehielos "Artic Sunrise" quedaron formalmente imputados. Los integrantes de la organización ambientalista realizaron una acción de protesta en una plataforma petrolera de la compañía Gazpron para denunciar el impacto ecológico de esa actividad en el mar Pechora, una zona rodeada de reservas naturales.

Pérez Orsi, oriundo de la ciudad bonaerense de Mar del Plata y especializado en la marina mercante, fue detenido el 19 de septiembre, junto a Camila Speziale. El delito que se les imputa contempla penas que van de 10 a 15 años de prisión.

Margarita Malig, esposa de Pérez Orsi, en declaraciones a la prensa admitió que tanto ella como su marido sabían que "había riesgos" por participar en una acción de ese tipo pero "en ningún momento imaginó que la situación terminaría así".

"Las acusaciones de piratería son absurdas y no tienen ningún sustento según las legalidad rusa e internacional", asegura Greenpeace, que considera que "la única intención" que persigue la aplicación de estos cargos es "intimidar" y "coartar cualquier intento de protesta pacífica contra las petroleras" por parte de la ONG.

Greenpeace sostiene que los ambientalistas fueron detenidos de forma ilegal, ya que el rompehielos Artic Sunrise fue abordado por la Guardia Costera rusa cuando se encontraba en aguas internacionales. Por ello, desde la ONG advierten: "No descansaremos hasta que Camila, Hernán y el resto de los detenidos sean puestos en libertad".