Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Piden seis años de prisión para Fernando de la Rúa
La fiscal pidió la pena de seis años de prisión y mismo tiempo de inhabilitación para ejercer cargos públicos para el expresidente y el exjefe de la SIDE Fernando de Santibañes
3 de octubre de 2013
La fiscal Sabrina Namer pidió hoy la pena de seis años de prisión y mismo tiempo de inhabilitación para ejercer cargos públicos para el expresidente Fernando de la Rúa y el exjefe de la SIDE Fernando de Santibañes, por los sobornos en el Senado para aprobar la ley de reforma laboral en el 2000.

El fiscal acusó de cohecho activo agravado a De la Rúa y De Santibañes, y por el mismo delito pidió la pena de seis años para los exsenadores Remo Costanzo, Alberto Tell y Augusto Alasino, al dar por probado que cobraron el soborno en el departamento de Emilio Cantarero, también exsenador y quien quedó fuera del juicio por problemas de salud.

"Se encuentra acreditado que De la Rúa prometió a Alasino y a Tell hacerles entrega de una suma de dinero", sostuvo Namer y dijo que "siguiendo esas directivas", el entonces titular de la SIDE "le ordenó a su secretaria que entregara varios millones a Mario Pontaquarto", quien fue conocido como el "arrepentido" del caso.

Para los exsenadores, la fiscal pidió además que se le cobre una multa a cada uno de 90 mil pesos, al ser acusados por cohecho pasivo (el que recibe el soborno).

Namer también pidió para Pontaquarto la pena de un año y seis meses, pero al unificarla con una anterior (por la cual el entonces exsecretario parlamentario fue condenado por apropiarse de viáticos cedidos por el Congreso) finalizó pidiendo una condena
única de tres años de prisión en suspenso.

La fiscalía pidió la absolución del exministro de Trabajo Alberto Flamarique y del exsenador Ricardo Branda, por entender que no está acreditado que supieran o participaran de la maniobra.

Namer detalló el rol de cada uno de los acusados: De la Rúa "ordenó" el pago de sobornos y era el "principal interesado" que la ley se aprobara.

Sobre la responsabilidad de De Santibañes, recordó que existen llamados varios entre su entonces secretaria y el despacho de
Pontaquarto, así como el registro del ingreso de este último a la SIDE el día que aseguró que fue a retirar las dádivas.

En cuanto a Tell, Costanzo y Alasino, la fiscal sostuvo que eran los senadores con "más influencia en el bloque" y cuestionó:
"¿Qué casualidad que los tres fueran captados por antenas ubicada en la cercanía del departamento de Cantarero (donde se habría
distribuido el soborno)?".

"No existió casualidad", remató Namer, quien reclamó a los jueces Guillermo Gordo, Miguel Pons y Fernando Ramírez "no que
hagan un acto heroico" sino que "apliquen la ley".

La fiscal Namer dio credibilidad a los dichos del "arrepentido" Pontaquarto: "Las contradicciones de su relato fueron aleatorias y
él iba contando en la medida que recordaba", sostuvo, y agregó que buena parte de sus dichos "se vieron confirmados".