Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Caos y disturbios en Río de Janeiro
Manifestantes incendiaron bancos, sedes gubernamentales y una oficina consular de EE.UU. por grupos anarquistas que azotan en Brasil
8 de octubre de 2013
Una noche de caos y violencia se vivió en Río de Janeiro con cajeros automáticos destruidos, locales azotados y ataques con cócteles molotov en una sede consular de Estados Unidos y en el edificio del Poder Legislativo local

Estas fueron las imágenes que se vieron en distintas zonas de la ciudad de Brasil, donde grupos anarquistas protagonizaron una batalla campal contra las fuerzas policiales después de una manifestación pacífica a cargo de docentes en huelga.

Los hechos tuvieron lugar una vez finalizada la pacífica marcha de apoyo a los profesores que están en huelga desde el mes pasado en el estado brasileño de Río de Janeiro, en protesta por un plan de ascensos y reajustes salariales que consideran perjudicial para la educación.

Al finalizar la marcha, en la céntrica plaza de Cinelandia, al menos cien integrantes del denominado grupo "Black Block", que defiende el uso de la violencia en las manifestaciones, atacaron el Concejo Municipal y lanzaron hasta diez cócteles molotov contra la sede del Legislativo, además de romper varias ventanas, pintarla con consignas y tratar de invadirla.

Los grupos antidisturbios de la Policía brasileña cargaron contra ellos y lanzaron gases lacrimógenos y bombas aturdidoras, aunque no pudieron evitar que atacaran casi una docena de sucursales bancarias, además del consulado de Estados Unidos en la ciudad.

Los manifestantes, algunos de ellos muy jóvenes, respondieron con piedras, petardos y fuego en barricadas improvisadas con basuras. "Fora [Eduardo] Paes", el pedido de renuncia del alcalde de Río, era su principal mensaje.

Durante los enfrentamientos, que se alargaron durante más de tres horas, los miembros de los "Black Block" quemaron un colectivo municipal y apedrearon al menos otros cinco.