Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Macri, "el pibe" que quiere su autofoto
El líder del PRO se sacó una foto en el cuarto oscuro. Carrió se quedó dormida. La novia de Boudou le tocó la cola. Campanella fue fiscal
27 de octubre de 2013
El jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri dejó la nota de color más llamativa en estas elecciones, cuando a primera hora confesó que se demoró en el cuarto oscuro por algo insólito: quiso sacarse una "autofoto" frente las boletas.

"Me quería sacar una foto con un celular que no era mío y se me había ido la cámara. Tuve que encontrarla", contó Macri, quien prometió hacer pública la imagen luego de que cierren los comicios, a las 18, para evitar violar la veda electoral. "Estoy cada vez más pibe", se sinceró entre risas cuando los periodistas le recordaron que esa práctica es común entre los jóvenes.

Por su parte, Elisa Carrió se confesó esta mañana frente a los periodistas, antes de ir a misa. Luego de votar, cerca de las 10, la candidata a diputada por UNEN contó que hacía pocos minutos se había despertado y que los nervios de la elección no le impedirían dormir una siesta luego de almorzar.

"Recién me desperté chicos, me bañé, me cambie y vine para acá. Vivo enfrente, de acá puedo ver mi cuarto", dijo Carrió a los periodistas que hicieron guardia en el colegio donde votaba.

"De acá me voy a misa, a un asado y después duermo unas horas de siesta. Soy provinciana y me gusta dormir como todos los sagrados días de mi vida", relató la actual diputada de origen chaqueño que, según sus dichos, disfrutará varias horas de descanso. "Cuando me despierte ya estará el resultado", agregó.

A la hora de votar, fue cariñosa y la delató la foto. Luego de votar en la Universidad Católica, en Puerto Madero, Agustina Kämpfer posó frente a las cámaras junto con su pareja, el vicepresidente a cargo del Ejecutivo, Amado Boudou, pero no prestó atención al fotógrafo que estaba detrás suyo.

En tanto, un gesto importante fue el del ganador de un Oscar, director de cine y televisión Juan José Campanella decidió ponerle el pecho a sus convicciones políticas -que lo hicieron cruzarse más de una vez con militantes kirchneristas en las redes sociales- y ofició de fiscal de mesa por el socialismo.

El dirigente Roy Cortina dijo que Campanella pidió que no trascendiera la escuela donde le tocó presentarse, para no incomodar a los presentes con la presencia de periodistas, pero rápidamente se supo que se trataba del colegio Manuel Belgrano, ubicado en Wenceslao Villafañe al 1400.