Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Rush", el vértigo de la F1 en el cine
Excelente film que cuenta la rivalidad en pistas y fuera de ella de Nikki Lauda y James Hunt en los 70. Buenas actuaciones y mejor director
31 de octubre de 2013
La competencia dentro y fuera de las pistas entre dos grande de la Fórmula 1 de la década del setenta, entre el austríaco Nikki Lauda y el inglés James Hunt, es el eje de la nueva película del director Ron Howard, "Rush, pasión y gloria", que se estrena este jueves.

Rush, pasión y gloria , es una película sobre carreras de autos de Fórmula Uno, un género que tuvo su momento de gloria, si es que se lo puede llamar así, a fines de los '60 y comienzos de los '70.

Esta es la primer filme que el director, famoso principalmente por sus populares éxitos de Hollywood (Apolo 13, Una mente Brillante, El Código Da Vinci, entre otras), hizo sin tener a los Estados Unidos como público principal.

Por ese motivo, Rush es más oscura, más sexy, más temperamental que cualquiera de sus trabajos anteriores.

El presupuesto fue de 30 millones de dólares, no una miseria para los criterios cinematográficos, pero tampoco el nivel de dinero al que Howard está acostumbrado.

El guionista de Rush, Peter Morgan, a quien se conoce sobre todo por La Reina,y si bien el primer largometraje de Howard, Grand Theft Auto (1977), fue esencialmente una larga persecución que terminaba en un torneo de destrucción, el director no es precisamente un fanático de los autos.

Ell director se preparó para la película estudiando Senna, el documental realizado en 2010 por Asif Kapadia sobre el gran corredor brasileño Ayrton Senna, y mirando películas de carreras viejas y nuevas.

Rush es por momentos tan brillante que casi parece psicodélica, y por momentos tan oscura y silenciosa que parece filmada a través de una niebla de humo sordido.

Lo que más lo atrajo del proyecto, dijo Howard, fue el guión y la posibilidad de volver a trabajar con Morgan. La película está estructurada en base a dos personajes principales: James Hunt (interpretado por Chris Hemsworth, más conocido como Thor en Los vengadores) y Niki Lauda (Daniel Brühl, el actor alemán nacido en España, protagonista de Good Bye Lenin!), corredores que fueron rivales en la vida real a fines de los setenta.

Hunt, inglés, era encantador y glamoroso, un don Juan rubio e indolente, irresistible para las mujeres. Lauda, austríaco, era socialmente torpe, de apariencia un poco rígida, y obsesivo con los detalles mecánicos de la carrera y sus riesgos, que calculaba y recalculaba sin cesar.

En el guión, primero se adelanta uno y después el otro -en la pista de carreras, con patrocinadores ricos, en la cama- hasta que finalmente compiten por el afecto del espectador. En ese duelo, el carismático Hunt comienza con ventaja pero, después del accidente casi fatal en Nürburgring de 1976, Lauda se acerca sigilosamente.

Hunt murió de un ataque al corazón en 1993, pero Lauda, que se convirtió en un hombre rico en el negocio aeronáutico después de retirarse de las carreras, todavía vive y colaboró en la realización de la película.

"Hace años, se tiró el lance con mi mujer sin éxito -reveló Morgan- Fue lamentable, en realidad, era mucho más viejo, pero siguieron siendo amigos, y ella me lo presentó".

Él y Lauda cenaron entre 30 y 40 veces juntos, recordó el guionista, siempre en el mismo restaurante de Viena donde, gracias a sus conexiones empresariales, Lauda podía comer gratis.

Lauda sobre la película, añadió: "Ya me habían hablado antes para hacer cine, pero las ideas me parecieron aburridas. Peter Morgan y Ron Howard son los indicados. Howard no sabía nada de carreras. Era como un niño pequeño con un entusiasmo increíble. Pero la historia está bien contada".

Se sintió particularmente emocionado, agregó, con la escena en la que sale del hospital después del accidente, habiendo perdido una oreja, las cejas y la mayor parte del cuero cabelludo. "En aquel momento, me molestaba cómo reaccionaban -señaló-. No me miraban a los ojos, cosa que me parecía de mala educación. Pero debo decir que la película me sorprendió y ahora lo entiendo. Hunt solía decirme, 'Niki, tenés suerte. Algunos nacen feos pero vos tenés la excusa de un accidente'
Trailer Rush