Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Asumió equipo económico más joven de la historia
La puesta en funciones de sus colaboradores por parte de Axel Kicillof sorprendió por el aire de renovación generacional que flotaba en un ambiente repleto de universitarios
22 de noviembre de 2013
Por José Calero

Para quienes vienen transitando los pasillos del Ministerio de Economía desde hace 20 años, la puesta en funciones del equipo económico por parte de Axel Kicillof sorprendió por el aire de renovación generacional que flotaba en un ambiente repleto de estudiantes universitarios o recién egresados.

La juventud de los cuatro secretarios que Kicillof puso en funciones, varios ex compañeros de universidad, permitía concluir rápido que se estaba ante un hecho histórico: asumió el equipo económico más joven de la historia argentina, la mayoría de entre 30 y 35 años.

Apenas el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y la titular de Comercio Exterior, la sonriente y festejada Beatriz Paglieri, equilibraban un poco las generaciones en un escenario del Salón Manuel Belgrano donde el ministro parecía aún más joven que el resto de sus colaboradores.

El rostro cándido de Augusto Costa, flamante secretario de Comercio Interior, hacía impensable imaginar que era el reemplazante del casi siempre serio Guillermo Moreno, mientras que el secretario de Legal y Administrativo, Federico Thea, celebraba con los dedos en "V" junto con quienes hasta hace poco nomás militaba en el centro de estudiantes.

Emanuel Alvarez Agis, secretario de Política Económica, le pedía a sus seguidores que frenaran los ímpetus con los cánticos, mientras que el responsable de Finanzas, Pablo López, aparecía como el más serio del grupo.

Paula Español, quien acompañará a Costa como subsecretaria, aplaudía en primera fila.

Nervioso, un Kicillof disfónico que dijo estar "emocionado", se hizo esperar casi una hora y apareció rodeado de los ministros que se acercaron para dar su apoyo: Julio De Vido (Planificación), Débora Giorgi (Industria) y Héctor Timerman (Cancillería), sumados a los flamantes presidentes del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, y del Nación, Juan Rolón, la embajadora en Estados Unidos, Cecilia Nahón; y el embajador uruguayo, Guillermo Barriola.

Para combatir su disfonía, el ministro intentó tomar agua pero los nervios le jugaron una mala pasada y se volcó un poco sobre el saco.

Un centenar de parientes, muchos con bebés en brazos, celebraba la asunción.

"Son todos militantes los que me acompañan, lo que buscamos es el bienestar del pueblo argentino", cerró Kicillof.

La verdad comienza ahora y el "desafío" es muy grande, como el propio ministro dijo.