Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Saqueos en Córdoba con la policía acuartelada
Hubo varios episodios de robos a supermercados durante este martes en el medio de una huelga de la policía provincial que tiene en jaque al gobierno de José Manuel De la Sota
3 de diciembre de 2013
El acuartelamiento de la policía de Córdoba en reclamo de mejoras salariales derivó en saqueos a distintos comercios y obligó al gobernador José Manuel de la Sota a regresar de urgencia a la provincia desde Colombia.

Los acuartelados entregaron un petitorio a las autoridades provinciales en la que detallaron los reclamos, entre los que se encuentran un sueldo básico de 13.000 pesos, comida digna, créditos para viviendas y el control de las sanciones aplicadas, entre otros.

Dos sucursales de la cadena Cordiez, ubicadas en los barrios SEP e Ituzaingó de la capital cordobesa, fueron saqueadas este martes por decenas de personas. Una de las filiales, ubicada en avenida Ricchieri al 4200, fue asaltada en dos oportunidades.

La primera embestida se produjo cerca de las 16, cuando un grupo de vecinos se llevó bebidas y mercaderías. La escena se repitió a las 17:30.

"Han sacado mercadería, no hay lesionados. Se han llevado mucha bebida alcohólica y también mercadería. Los empleados no han sido golpeados", contó un efectivo policial que recomendó al resto de los comerciantes de la zona que cierren sus puertas.

Pasadas las 20 se registraron dos nuevos saqueos. Fue en un supermercado chino en la esquina de la calle Soconcho y Celso Barrios, y en una sucursal de Mariano Max en la calle Saavedra Lama.

Los hechos, a los que se suma el robo que sufrió un supermercado chino en la misma zona, sucedieron en momentos en que la policía provincial redujo drásticamente el personal de servicio en la ciudad como consecuencia de una protesta.

La policía inició hoy una protesta con retención de tareas en reclamo de un aumento salarial y mejores condiciones laborales, una medida a la que se plegaron unos 6.000 agentes, y que dejó a la provincia desprotegida ante eventualidades como las mencionadas.

Varios efectivos se reunieron con sus familiares y ex compañeros retirados en las sedes de comandos y brigadas de la capital y las principales ciudades del interior provincial.

Tras una jornada en la que se multiplicaron las reuniones, representantes de los manifestantes fueron recibidos por las autoridades, mientras el gobernador José Manuel de la Sota emprendió el regreso desde Colombia donde cumplía una visita oficial.