Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Gobierno y policía cerca de un acuerdo
El representante legal de los uniformados anunció que aceptaran la propuesta salarial del gobierno provincial. Reunión clave para destrabar el conflicto
4 de diciembre de 2013
El conflicto que mantiene a los policías de Córdoba acuartelados desde este martes, y que derivó en una violenta ola de robos y saqueos en la capital, que dejó una víctima fatal, parece estar más cerca de una solución, teas un principio de acuerdo entre las fuerzas de seguridad y el gobierno local.

El abogado de los efectivos afirmó que aceptarían la oferta salarial presentada por el gobernador José Manuel De la Sota, y agregó que van "a acordar".

El letrado Miguel Ortíz Pellegrini, quien representa a los policías autoacuartelados, reveló que habría un principio de acuerdo, aunque no dio a conocer los alcances de la propuesta recibida por parte del gobierno provincial.

“La propuesta fue aceptada”, dijo. De inmediato, ingresó a la Casa de Gobierno de Córdoba, donde se desarrolla una reunión clave en la que se sellaría el acuerdo entre ambas partes.

Antes, el gobernador De la Sota había lanzado un ultimátum a los policías. Les advirtió que tenían hasta las 10 de la mañana para levantar la protesta y volver a a las calles o, en caso contrario, comenzarían a aplicar sanciones.

El conflicto se desató a raíz del reclamo de aumento salarial de los efectivos, que ayer se autoacuartelaron para exigir una mejora sustancial en sus sueldos. Mientras la policía protestaba, en las calles de la capital se vivió una jornada caótica: hubo una ola de robos y saqueos que dejó como saldo un muerto, más de 60 heridos y 52 personas detenidas.

Supermercados, comercios y hasta casas particulares fueron saqueadas. Hubo enfrentamientos entre vecinos y comerciantes que intentaron, algunos incluso a los tiros, esistirse a los robos.