Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Se destrabaron conflictos policiales
En Neuquén y San Juan los uniformados acordaron. La nueva ministra de Seguridad dijo que se busca "ejercer el control político" del área
8 de diciembre de 2013
Luego de varios días de tensiones, comienza a normalizarse la situación en varias provincias que habían vivido las protestas de sus fuerzas policiales tras el sublevamiento y ola de saqueos que se registraran en Córdoba a comienzos de la semana.

En Neuquén, la policía local, que se encontraba acuartelada en la Jefatura de la fuerza, llegó a un principio de acuerdo con el gobierno provincial, y abandonó la protesta. De acuerdo a varias versiones, los efectivos habrían pactado elevar el sueldo básico inicial hasta los 10 mil pesos de bolsillo.

El incremento salarial conseguido se empezará a percibir a partir del próximo mes enero, y además se acordó que no se sancione a quienes participaron de las protestas.

Por su parte, en San Juan, uniformados que habían comenzado sus reclamos el día jueves, también aceptaron la propuesta del Ejecutivo provincial, que consiste en el reconocimiento de gastos de aproximadamente 3 mil pesos y un extra en lo que perciben por adicionales y recargos pagos.

Por el momento, solo queda por acordar la policía de la provincia de Río Negro, que se reunirá el día martes con el gobernador Alberto Weretilneck, quien también deberá formalizar su planteo para llegar a un acuerdo.

En medio de esta situación, la flamante ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, designada en el cargo en el marco del recambio de gabinete que implementó Cristina Kirchner tras el revés de las elecciones legislativas, remarcó la responsabilidad de los gobernadores para garantizar la seguridad en cada provincia y habló de los lineamientos que le imprimirá a la cartera.

"La idea es muy clara: ejercer plenamente el control político de las fuerzas de seguridad. Esto significa una seguridad democrática, que construya ciudadanía, más derechos cívicos, sociales y políticos, participación de los ciudadanos", dijo Rodríguez sobre la orientación de su gestión al frente del ministerio de Seguridad.

La ministra declaró que las "instrucciones" de Cristina Feenández fueron "profundizar las cuestiones de seguridad con la gente en cada barrio: qué está pasando, dónde están las fallas, si la ubicación de los policías es la que debe ser, si hay cámaras suficientes, qué pasó con la víctima de un delito y qué pasó con la investigación de ese delito".