Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Saqueos y represión a manifestantes en Tucumán
Frente a la Casa de Gobierno, hubo choques entre grupos que exigían seguridad ante saqueos que dejaron 2 muertos, y las fuerzas policiales que reclamaban más salarios. Día de furia
10 de diciembre de 2013
En medio de un hervidero que ya dejó dos muertos, y tras el anuncio de un acuerdo entre la Policía y el gobierno de Tucumán, se registraron graves incidentes entre efectivos y vecinos en la plaza Independencia, frente a la Gobernación local. Policías con escudos lanzaron balas de goma y gases lacrimógenos a grupos que se manifestaban en demanda de seguridad.

Los enfrentamientos con los agentes se desataron cerca de las 21 y hubo varias personas heridas, mientras en distintas esquinas de la provincia se armaban barricadas.

La manifestación era un cacerolazo pacífico que se transformó en una seguidilla de actos de violencia mientras que intervinieron efectivos de Gendarmería en un intento de disuadir a los manifestantes, y lograron evitar que continuara la represión. Uno de los manifestantes resultó herido en la cabeza, que emanaba profusamente sangre. Denunció ante los medios que los efectivos le habían disparado con balas de goma.

Un periodista local, también comerciante, que estaba protestando en el lugar, dijo a TN que "hasta hace unas horas no había un patrullero en las calles y grupos armados saquearon todo". "La gente está asustada, no quiere protestar, no quiere salir (de sus casas). Están entrando en pánico".

La mayoría de los vecinos que dialogó con la prensa coincidía en que el miedo se había apoderado esta noche de la capital tucumana y desmentía que la policía ya se hubiera hecho cargo de la situación.

El cacerolazo se había iniciado esta tarde en los distintos barrios de la capital tucumana y, cerca de las 20, los vecinos se concentraron en la Plaza Independencia, donde reclamaron mayor seguridad y pidieron "que se vayan todos".

"Policía de Tucumán, vergüenza nacional", entonaron los manifestantes mientras, paralelamente, los agentes cerraban el acuerdo con las autoridades provinciales.

Los reclamos de los tucumanos se extendieron tras el anuncio del arreglo con el Gobierno, por lo que los vecinos permanecieron en el lugar y abuchearon a los efectivos policiales que reaparecieron en las calles. Cerca de las 21.30, cuando los manifestantes se disponían a disolver la concentración, la policía comenzó a reprimir con balas de goma y gases, lo que provocó heridos.

Efectivos de Gendarmería se presentaron en el lugar. Aunque cerca de las 22 habían cesado los incidentes, los vecinos permanecieron en la plaza para manifestarse. Golpeaban cacerolas, aplaudían y cantaban para expresar su necesidad de seguridad.