Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Granados insultó a un militante en un acto oficial
El ministro de Seguridad bonaerense trató de "mogólico" y "boludo" a un joven que lo increpó en un acto en el partido de Ezeiza. También lo amenazó con pelear en la calle
11 de diciembre de 2013
En una inusitada reacción para un funcionario público, el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados insult{o a un militante político en un acto público, lo tildó de "mogólico" y lo desafío a pelear en la calle.

Todo se inició durante la jura de nuevo concejales en el partido de Ezeiza, donde desde la platea del acto un joven gritó "devuelvan la plata que se robaron" y allí produjo la reacción inesperada del funcionario provincial.

"Al que dijo la estupidez esa no lo invito a retirarse. Lo invito a esperarlo ahí afuera. Al boludo ese lo espero ahí afuera, pedazo de mogólico. Parate, a ver, parate. El que dijo eso que se pare. A ver si tiene huevos de pararse. Ahí te voy a buscar", vociferó desde el escenario Granados.

La escena tuvo lugar en Ezeiza, durante la jura de los nuevos concejales de ese Partido. Y quien arremetió con insultos hacia un militante que había asistido fue el actual ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados. Sacado porque desde el público alguien gritó "devuelvan la plata que se robaron", el funcionario se sacó y lo insultó.

El hecho tuvo lugar en el Teatro Municipal de Ezeiza. Granados, intendente de ese Partido en uso de licencia, se disponía a escuchar atentamente las palabras del presidente del Concejo Deliberante, Edgardo Amarilla.

El titular dl cuerpo tomó la palabra y señaló que si los insultos seguían se suspendería el acto, pero no conforme con esas palabras, el ministro le sacó el micrófono y arremetió con graves insultos. En la mesa, además, estaba su esposa, Dulce Granados, que, tras la invitación a la pelea, se puso de pie y empezó a aplaudir a su esposo.
El ministro de Seguridad bonaerense en un acto en Ezeiza