Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El Gobierno se victimiza ante los saqueos
En lugar de atender la problemática social que representa la inflación y el derroche de los recursos de los contribuyentes, acusa a "vestigios de la dictadura y las corporaciones"
14 de diciembre de 2013
Nada de admitir que desde que asumió Cristina Fernández la Argentina fue un festival de derroche de la plata de los contribuyentes, ni que la emisión monetaria para financiarlo finalmente provocó una inflación descontrolada.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo que los responsables de los saqueos son "los vestigios de la dictadura y las corporaciones están al acecho".

Lo dijo durante una reunión con 'intelectuales' afines al kirchnerismo, si es que puede distinguir así a pensadores sin capacidad alguna de autocrítica que solo aplaude las medidas oficiales, como Ricardo Forster y Horacio González, y funcionarios a los que la gente vota cada vez menos, como Carlos Tomada y Daniel Filmus.

"Hemos vivido una semana muy intensa, y tenemos que entender que los grupos corporativos, o los vestigios de la dictadura, o aquellos que pretenden socavar las bases de la legitimidad del poder democrático, están siempre al acecho", sostuvo Capitanich, sin un ápice de autocrítica. Todo en la Biblioteca Nacional, otro espacio que es de todos los contribuyentes.

Capitanich llamó también a "democratizar el sistema de seguridad pública", sin dar precisiones sobre a qué se refiere, y pidió un control social de las fuerzas de seguridad, difícil de alcanzar si mientras hay vacío de poder y descontrol, la presidenta aparece bailando en Plaza de Mayo. "Tenemos que avanzar en un control social de las fuerzas de seguridad, tenemos que promover el comité de prevención de la tortura en los centros de detención. Es imprescindible democratizar el sistema de seguridad pública, para que las mafias asociadas a todos los flagelos sean desterradas", dijo Capitanich.