Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El déficit fiscal subió 919% en un año y mete miedo
El gasto público se disparó 36,4%, por encima de la inflación real, y encienden luces de alarma en la economía. Frente a un incremento de 24,4% de los ingresos
19 de diciembre de 2013
Las cuentas públicas están al rojo vivo, y en un contexto de creciente inflación.

En noviembre último se agravó el déficit de las cuentas públicas: fue de $ 9.469,4 millones, tres veces mayor al que se había registrado en noviembre del 2012.

Así, el rojo fiscal entre enero y noviembre trepó a 38.856,3 millones de pesos, lo que implica un aumento de 73% contra el acumulado en el mismo período de 2012, según datos que difundió ayer el Ministerio de Economía. El desequilibrio real hubiera llegado a una cifra mucho mayor de no haber sido por la transferencia de recursos que hicieron el Banco Central, la ANSeS y otros organismos públicos.

Estos aportes representaron 52.987,2 millones de pesos. Por eso, al sumar esos recursos el rojo fiscal en lo que va del año trepa a 91.843 millones de pesos.

Del total de aportes extras que recibió el Estado en once meses, 30.964,6 millones de pesos provinieron del Banco Central. Otros 20.695,2 millones fueron aportados por la ANSeS (el organismo que administra la plata de las jubilaciones); 1.189,4 millones los puso PAMI (la obra social de los jubilados) y los 129 millones restantes fueron derivados desde otros organismos del Estado.

Entre enero y noviembre de 2012 el aporte de estos organismos al Tesoro Nacional había sido de 24.066 millones de pesos. De manera que el incremento del auxilio financiero en un año fue de 120%.

El resultado fiscal primario (la diferencia entre gastos e ingresos antes de computar los pagos de la deuda pública) de noviembre representó el segundo mes consecutivo de déficit. Trepó a 6.678,7 millones de pesos. En octubre había sido de $ 2.758 millones.

En once meses el déficit primario se ubicó en 2.581 millones de pesos, ya que entre enero y septiembre se habían registrado niveles decrecientes de superávit.

En tanto, los pagos de la deuda pública acumulados a noviembre fueron de 36.439 millones de pesos. Por su parte, en lo que va del año, los ingresos corrientes acumulan 653.985,6 millones de pesos y los gastos corrientes 611.029,4 millones. Al ritmo actual, el déficit financiero de 2013 se proyecta por encima de los $ 100.000 millones, el peor resultado de la gestión kirchnerista.

El desequilibrio entre gastos e ingresos del Estado llevó a que el déficit primario (antes del pago de la deuda) subiera de 723 millones de pesos en noviembre de 2012 a 6.648 millones el mes pasado, por el aumento de los subsidios a los servicios públicos. El dato se agrava al tener en cuenta que sin la asistencia del Banco Central ni la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), el déficit habría superado los 11.000 millones de pesos.

El mes pasado, el déficit primario habría llegado a $ 11.419 millones si se descontaran los $ 4741,4 millones aportados entre el Banco Central ($ 2261 millones) y la Anses (2351 millones). Desde enero, el auxilio al Tesoro de estos organismos y del PAMI fue de $ 52.987,2 millones, divididos entre 30.964,6 millones del Banco Central, 20.695,2 millones de la Anses, 1189,4 millones del PAMI y unos 129 millones de otros organismos descentralizados.

Por esa asistencia, el déficit primario alcanzó los $ 2581,3 millones desde enero, pero sin esos recursos extraordinarios sería de 55.568 millones, según el director de la consultora Prefinex, Nicolás Bridger. En el mismo período de 2012, el rojo fue de $ 17.132 millones.

Entre enero y noviembre de 2012, el auxilio había sido de 24.066 millones, por lo que en 2013 este giro se incrementó un 120 por ciento.