Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Lázaro Báez ya es dueño de medio Santa Cruz
Señalado como testaferro de los Kirchner, adquirió una superficie 13 veces la Capital Federal. En El Calafate es vox populi que Cristina Fernández tiene fuertes inversiones
21 de diciembre de 2013
El empresario Lázaro Báez acumuló durante la década kirchnerista propiedades por una superficie equivalente 13 veces a la Capital Federal, según un relevamiento de terrenos urbanos, chacras y estancias que realizó LA NACION sobre sus inversiones inmobiliarias en esta provincia con documentación oficial.

Se trata de 2.632 kilómetros cuadrados (263.200 hectáreas) que el señalado testaferro de los Kirchner adquirió a su nombre o de sus sociedades. En Santa Cruz también se encuentran bajo la lupa otros 1.100 kilómetros cuadrados (110.000 hectáreas), el equivalente a otras cinco ciudades autónomas de Buenos Aires, que podrían ser suyos.

La investigación sostiene que Báez extendió sus inversiones a otros puntos del país, ya que sólo en la Capital Federal y sus alrededores acumuló 13 propiedades más.

Si bien se registran compras desde 2003, fue durante 2011 cuando Báez, sus hijos y sus empresas más invirtieron en bienes inmuebles. Sólo ese año adquirió 322 kilómetros cuadrados (32.200 hectáreas) por al menos $ 15 millones de pesos y 1,12 millones de dólares, según valores declarados.

Para llegar a la cifra global de sus propiedades, LA NACION analizó más de 200 informes de dominio en los que figuran Báez, sus hijos y siete de sus empresas o sociedades vinculadas inscriptas en el Registro de la Propiedad Inmueble de Santa Cruz.

De esos documentos surge, además, que sólo una propiedad llegó al acervo del empresario por herencia. El resto las pagó.

Así, y sólo de acuerdo con los datos contrastados con documentos oficiales -y que LA NACION complementó con los registros internos del Grupo Báez a los que accedió-, el empresario compró terrenos, chacras, estancias e inmuebles por $ 58.303.290 y US$ 3.891.00 durante los últimos diez años, si se toman los valores oficiales declarados y sin incluir el valor de seis de las 21 estancias, sobre las cuales no se obtuvo información fidedigna.

Esa evolución patrimonial ya mostraba un correlato social. Empresas, financieras, comerciantes, políticos, estancieros, simples vecinos y hasta la familia Kirchner vendieron sus propiedades a Báez. "Lo compró Lázaro", suelen repetir los vecinos tanto de Río Gallegos como de El Calafate cuando se abre o cierra un nuevo negocio, panadería, gomería, restaurante, estación de servicio, hotel, ferretería o medio de comunicación.