Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Israel desautorizó a un ex embajador
El ministerio de Relaciones Exteriores negó los dichos de Itzhak Aviran sobre que ese país mató a los autores del atentado de la AMIA en 1994
3 de enero de 2014
Altas fuentes del gobierno de Israel desmintieron este viernes que su país haya de algún modo abatido a los autores del atentado a la AMIA, ocurrido en 1994 y que dejó 85 muertos en Buenos Aires, como lo manifestó el ex embajador Itzhak Avirán.

"El individuo en cuestión (por Avirán), hace mucho que no está conectado a nada, no está al tanto de lo que pasa en Israel y ahora, por razones que desconocemos, formula declaraciones sin sentido que no son más que tonterías", afirmó un funcionario destacado en Jerusalem.

"La gran mayoría de los culpables ya está en el otro mundo, y eso lo hicimos nosotros", sostuvo en una entrevista a la Agencia Judía de Noticias (AJN) Aviran, quien fue embajador del Estado de Israel en la Argentina entre 1993 y 2000, y estaba a dos cuadras de la AMIA el 18 de julio de 1994, el día del atentado a la mutual, del cual este año se cumplirán dos décadas de impunidad.

El ex diplomático fue cuestionado por el gobierno de Israel, horas después de que sus palabras generaran una conmoción política y judicial. De hecho, hoy, el fiscal que investiga el ataque a la AMIA, Alberto Nisman, informó que firmó un pedido de declaración testimonial de Avirán, para que explique sus dichos sobre que los autores del ataque terrorista a la mutual judía en Argentina murieron por accionar de ese país.

El funcionario judicial aclaró que "lo primero" que debería "hacer es escuchar a Aviran y que diga cómo le consta y quiénes son estas personas a las que teóricamente se habría enviado a otro mundo y que serían fundamentalmente los responsables del atentado". Además, resaltó que el pedido para que dé explicaciones se realice vía un exhorto que tendría que tramitarlo la Cancillería.

En medio de esos movimientos, desde el gobierno de Israel salieron rápidamente a desmentir los dichos, mediante una escueta pero rotunda desmentida oficial a las manifestaciones del ex embajador, en un tono crítico inusual para el ambiente diplomático.