Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"La fiesta terminó", dice The Economist
Si es que alguna vez la hubo en un país con 10 millones de pobres, el semanario británico alertó sobre los "pasos vacilantes" de la Argentina
31 de enero de 2014
Si bien todavía está en discusión si alguna vez la hubo en un país que mantiene a 10 millones de personas en la pobreza luego de crecer durante casi una década al 9 por ciento anual, la revista inglesa The Economist dijo que para la Argentina "la fiesta terminó".

Lo hace en una nota crítica con la coyuntura económica tanto de Argentina como de Venezuela.

Bajo el título “La fiesta terminó”, la nota destaca que ambos países han estado viviendo “a lo grande durante años, repartiendo los ingresos de un irrepetible boom de commodities (el petróleo en Venezuela y la soja en Argentina)”. “Ambos han utilizado una combinación entre las intervenciones de sus bancos centrales y los controles administrativos para conseguir que los índices cambiaros sobrevaluados no cayeran y que la inflación no subiera”, indica.

The Economist también detalla que la Argentina "primero permitió que el peso se devaluara más del 15% en la semana que comenzó el 20 de enero, y luego anunció una flexibilización en el cepo para la compra de moneda extranjera para ahorro”.

Explica que “el objetivo del Gobierno sería el de achicar la brecha entre los precios del dólar oficial y el blue, evitando así la necesidad de seguir gastando las reservas”.

“Si bien la brecha se ha cerrado un poco -continúa el artículo-, el temor a una devaluación que conduciría sólo a una mayor inflación explica la continua alta demanda de dólares, aún a un tipo de cambio menos favorable”.

The Economist afirma que “no es claro si el Gobierno intenta prudencia en las políticas. El día en el que su Gobierno dejó que el peso se devaluara, Cristina (Ms. Fernández la llama) anunció un plan de financiamiento educativo para jóvenes desempleados de entre 18 y 24 años con un costo de 11.000 millones de pesos. Su única referencia a la devaluación de la moneda fue un tuit en el que acusaba a los bancos de ayudar a inversores para especular con el peso. Hay algunas personas, escribió, 'que quieren que comamos sopa de nuevo, pero esta vez con un tenedor'”.

"Con la liberación parcial de los controles cambiarios, la Argentina da pasos vacilantes hacia la normalidad”, aunque aclara que “en Venezuela, la situación es más peligrosa" y detalla los problemas que enfrenta el país gobernado por Nicolás Maduro para conseguir dólares y las carencias de diferentes productos.