Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"No se ilusionen, no nos vamos a ir antes"
El ministro Randazzo rechazó un final anticipado del gobierno kirchnerista ante la crisis. Acusó a grupos económicos de pretender "desestabilizar"
4 de febrero de 2014
El titular del Ministerio del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, salió al cruce de versiones sobre una salida adelantada del gobierno y desafió a los adversarios del Gobierno y les pidió "que no se ilusionen" ante un escenario que fuerce la dimisión de la presidente Cristina Fernández .

"Que no se ilusionen, no nos vamos a ir antes", sostuvo el funcionario en radio Nacional Rock al ser consultado sobre las similitudes de la coyuntura actual con otros períodos críticos de la historia argentina, como la hiperinflación de 1989 y el estallido social en 2001. Por entonces, los jefes de Estado Raúl Alfonsín y Fernando de la Rúa respectivamente, debieron dejar su cargo antes de cumplir el mandato.

Y agregó: "Si hay algo que la caracteriza a Cristina es que estamos dispuestos a dar esta pelea. No para quedarnos nosotros, sino para que la Argentina siga en este proceso de transformación".

El ministro fijó su posición luego de los polémicos dichos del gobernador de Misiones, Maurice Closs, quien pidió la semana pasada un gran acuerdo entre los distintos sectores políticos, económicos y sociales para "no terminar como en el 2001".

Luego, el misionero matizó su mensaje, pero ratificó que existen "actores que están trabajando fuerte para que Cristina se vaya antes", y que, como en 1987, le "escondieron la harina a Alfonsín".

En esta sintonía, Randazzo volvió a apuntar a los grupos económicos que se oponen al Gobierno. "Son sectores que no se bancan que la política sea independiente de las corporaciones mediáticas y económicas", afirmó. Y alertó que estos adversarios "tienen candidatos dentro del oficialismo y de la oposición", lo cual ubicaría al gobernador Daniel Scioli entre los apuntados, ya que ha sido uno de los hombres más resistidos al interior del kirchnerismo "duro".

"No tenemos que permitir que quieran utilizar al peronismo al servicio de intereses (distintos) de los que ha representado el peronismo históricamente", completó en la entrevista difundida ayer.

Por último, Randazzo ratificó su decisión de estar disponible "para jugar cualquier partido" en 2015, aunque insistió en "sacar adelante al transporte" y el servicio ferroviario.

"No soy hipócrita, quiero ser una alternativa de este proceso político que vive la Argentina, para que no quede en manos de los candidatos de las corporaciones económicas y mediáticas", concluyó.