Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Quitarían subsidios a quienes compren U$S
"Si tienen para comprar dólares no es justo que el Estado les dé subsidios", dijo furiosa la presidenta en el acto que se llevó a cabo en la Casa Rosada, con el tono subido de siempre
4 de febrero de 2014
Como represalia, el gobierno estudia quitarle subsidios a la energía a las personas que compren dólares, porque considera que si tienen para adquirir divisas no es justo que perciban aportes del Estado, según palabras pronunciadas hoy por la presidenta Cristina Kirchner.

"No es justo que alguien que compra dólares tenga subsidios de gas y luz", disparó la jefa de Estado, mientras las reservas del Banco Central perforaban otro piso, de 28.000 millones de dólares, y la gente seguía comprando un promedio de 30 millones diarios.

Cristina no solo cuestionó al sindicalismo, a los empresarios y a los supermercadistas por su comportamiento ante los aumentos de precios, sino que se mostró enojada porque la gente compra dólares, y por el hecho de que "casi todos son trabajadores en relación de dependencia".

"Hay tanta cadena de mala onda, del desánimo, que me pareció oportuno esta cadena nacional", dijo Cristina en la primera frase de su discurso, y descargó su bronca contra el sector privado porque "del otro lado parece ser que solo aumentan los precios, pero sería bueno que también aumenten las inversiones porque los empresarios tienen asegurada la ganancia".

"Es necesario que en lugar de fugar las divisas al exterior, la reinviertan en el país, porque el país ha creído en ellos y ha apostado en el desarrollo de una industria nacional", señaló, con un ojo puesto en los datos que le pasa el Banco Central y reflejan que la salida de capitales continúa.

La presidenta cargó contra los supermercadistas que "ganaron mucho dinero en estos últimos años. Están saqueando el bolsillo de los argentinos y no lo vamos a permitir".

Pero uno de los mayores enojos pareció destinado a quienes se volcaron a comprar dólares: la jefa de Estado dijo que "casi todos los que compran dólares son asalariados" y le apuntó incluso a "uno de los gremios que más ganan, cuyos afiliados son los que más dólares compraron".

Según indicó Cristina, en siete días hábiles la AFIP validó 439.011 operaciones, por 223 millones de dólares.

"El gremio de uno de los que más ganan lo encabeza (la compra de dólares), casi un tercio de sus afiliados hizo uso del 20 por ciento de sus ingresos neto para la compra de dólares. Tan mal no ganan. Y eso que en el neto no le estamos incluyendo el descuento por contribución patronal ni aporte personal", ironizó la presidenta.

Si bien no lo aclaró, se supone que le apuntó al sindicato de los camioneros, liderado por Hugo Moyano, quien días atrás había asegurado que sus afiliados "ahorraban en dólares".

La idea de quitarle los subsidios a la luz y el gas a quienes compren dólares ya había sido hecho circular por las redes sociales y fue recogida por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

Capitanich ya había jugado con la idea de quitarle los subsidios u otros tipos de ayuda estatal a los que compren dólares.

"En las redes sociales circuló una propuesta que me parece interesante: uno de los tuiteros decía ´¿por qué esa persona que compra dólares para ahorrar tiene que tener el beneficio de los subsidios en la tarifa de luz?´ La verdad, es un buen interrogante en la Argentina discutir eso", había dicho Capitanich, lo cual fue ahora potenciado por las palabras de la presidenta. El jefe de Gabinete pareció intentar desalentar la compra de dólares pero varios tributaristas alertaron que si tomara esa medida podría estar "vulnerando el secreto fiscal", ya que es un trámite entre el contribuyente y la agencia recaudadora.

Capitanich también había señalado que "el ahorro promueve la avaricia y es poco solidario con el resto de los argentinos" y sostuvo que "el ahorro retrasa la expansión y el crecimiento económico".

El lunes, 42.001 personas adquirieron 23,3 millones de dólares mientras que hasta ese día 220.848 habían comprado U$S 118,1 millones en 6 días de operaciones con autorización de la AFIP por los distintos bancos.

Eso arroja un promedio de U$S 535 por persona y casi U$S 20 millones por día. Lo curioso es que el gobierno haya salido ahora a amenazar con castigar una medida legal que habilitó para tratar de desalentar la disparada del dólar paralelo, que empuja aún más la inflación.