Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
En marzo las prepagas aumentarían 10%
Las clínicas y las prestadoras de salud intentarán cerrar el permiso oficial para aumentar las tarifas. La devaluación complicó el panorama del sector
12 de febrero de 2014
El costo de la medicina prepaga se volverá a encarecer en marzo, producto de la suba de dólar y que implicará un promedio de incremento del 10%, según reclamaron los representantes del sector.

Esta posibilidad surgió hace dos semanas, luego de que los diferentes integrantes del sector mantuvieran un encuentro con las autoridades de la Superintendencia de Servicio de Salud (SSS).

De allí surgió la posibilidad de que las empresas –tanto clínicas y sanatorios privados como las mismas prepagas– presentaran un estudio sobre el impacto que había tenido la devaluación, para luego determinar si correspondía o no otorgar un alza.

Ya con el trabajo analizado, mañana se realizará una segunda reunión entre las partes, y allí quedará definido el aumento en las cuotas.

Este movimiento, de todos modos, se dará como consecuencia de que los prestadores de las prepagas –clínicas y sanatorios privados, entre otros– reclaman una mejora del pago que reciben por parte de las prepagas. Estas empresas luego trasladan ese sobre costo a sus afiliados.

Para el sector de la medicina privada esta posibilidad llegó casi de forma inesperada.

Es que a fines del año pasado habían aplicado el último ajuste aprobado por el Gobierno, que dependiendo de cada prepaga, osciló entre el 8% y el 9 por ciento.

“Si no se hubiera podido avanzar sobre este tema volaba todo por los aires. Estamos en medio de una situación realmente crítica ante los efectos que generan la inflación y la devaluación del peso”, sostuvo ante El Cronista una fuente que participa de las negociaciones.

La mayor preocupación por parte de los empresarios está relacionada con el encarecimiento de sus insumos –tanto estrictamente medicinales como tecnológicos–, muchos de los cuales cotizan en dólares, situación que elevó los costos de las clínicas y prepagas.

Incluso, en el mercado afirman que por el momento no se registra un faltante de insumos, aunque sí se observa que “hay artículos que directamente no tienen precio y la tarea de comprarlos se puede tornar algo engorrosa”.

Si bien el faltante de productos no es hoy una preocupación, en el sector recuerdan que en otras oportunidades sí se dio esta situación, por lo que nadie se atreve a descartar que esto vuelva a ocurrir.

Al anunciar el último incremento en las cuotas de las prepagas, el Gobierno sostuvo en los considerandos de la medida se expresa que en la negociación paritaria del sector sanidad de 2013 se acordó un aumento salarial del 26% anual, aplicándose un 15% desde el mes de agosto de 2013 y el restante 11% en diciembre de 2013.