Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La presidenta se enojó con las empresas automotrices
Habló sobre el impuesto a los autos de lujo y reveló números del sector. Sin embargo admitió que el gravamen puede ser excesivo: "Si tenemos que corregir algo, lo vamos a corregir"
1 de marzo de 2014
La presidente Cristina hizo hincapié en la Industria Automotriz de la Argentina, y allí frente a la Asamblea Legislativa, que integrará el recinto nacional, negó que sea el impuesto a los autos de lujo lo que haya generado alguna caída en ese sector.

En tono desafiante, llamó a las empresas automotrices a analizar la situación del sector porque afirmó que las cifras que tiene su gobierno no muestran una caída de ventas y los convocó a una reunión para estudiar el escenario.

"Se dice que se cayó la venta por este impuesto a autos importados pero vamos a juntarnos con las automotrices en el Ministerio de economía y vamos a invitar legisladores de ambas Cámaras porque

los números que tenemos no son estos".

"El principal factor que afecta a la industria automotriz es la caída de las exportaciones y especialmente la demanda desde Brasil", dijo la presidenta, a lo que propuso "sostener el consumo interno, aunque también admitió que "si tenemos que corregir algo lo vamos a corregir".

"El universo de autos que tributan impuestos es muy reducido", dijo la presidente al señalar que la caída de la industria automotriz no se debe al impuesto a los productos importados. "Solamente el 4,1% de los autos quedarían alcanzados por el impuesto", sostuvo ante la mirada desconfiada de varios opositores.

Además, aseguró que es necesario alcanzar "una alianza estratégica" con Brasil para lograr contratos de largo plazo con las principales automotrices: "Todas las terminales, tanto en Argentina como en Brasil, son extranjeras. Lo que es nacional es la industria autopartista. Las autopartes de mayor valor agregado se importan desde las centrales de las automotrices y a nosotros nos dejan el armado de las autopartes de menor valor", explicó.

Luego, sonriente, exclamó: "Basta de decir que por la ley de impuestos externos se cayó la Industria Automotriz, es necesario sostener el consumo interno para sostener el crecimiento y el ingreso de ese sector".