Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Docentes siguen de paro: no a la conciliación
Desestimaron una nueva oferta del gobierno de Scioli que superaba el 30% de aumento en dos tramos. De esta manera, el inicio de clases en la provincia no tiene fecha
12 de marzo de 2014
Los docentes bonaerenses rechazaron la segunda propuesta salarial del gobierno de Daniel Scioli y anunciaron que continuarán el paro por tiempo indefinido en las 20.000 escuelas.

Anticiparon, además, que no acatarán la conciliación obligatoria dictada en las últimas horas por el Ministerio de Trabajo bonaerense y reclamaron al Poder Ejecutivo un esfuerzo extraordinario para llegar a un acuerdo antes del fin de semana.

El gobierno provincial mejoró la oferta anterior en 5,4 puntos; propuso, así, un incremento global del 30,9 %, a pagarse en dos tramos: en marzo (21,9%) y en agosto (9%).

El jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, fue terminante frente a la oferta : "Hemos hecho un gran esfuerzo para mejorar el salario docente. Desde que este gobierno administra la provincia hemos incrementado el presupuesto para educación en un 354 %".

Y, al reivindicar la cifra, añadió: "No valen las comparaciones con los salarios de maestros de otras jurisdicciones, porque si hacemos ese tipo de comparación, nosotros podemos decir que el 70% de los docentes bonaerenses tienen más de un cargo, cosa que no sucede ni en Santa Fe ni en Córdoba".

Sin embargo, la oferta fue considerada insuficiente por los gremios docentes, con el argumento de que impacta en forma desigual en la escala salarial de los maestros e incorpora sumas en negro.

"La propuesta fue insuficiente. No es lo que esperábamos: hay muchas cifras en negro y muy poco incremento en el sueldo básico. Con esta propuesta muchos jubilados se quedan si cobrar. Queremos una propuesta que respete la escala salarial y se acerque a nuestro reclamo del 35 % de aumento en el sueldo básico, en una sola cuota", insistió la presidenta de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB), Mirta Petrocini.

Con la nueva oferta, el gobierno de Scioli pretendía destrabar el conflicto con los docentes y así dar inicio al ciclo escolar 2014. Desde el miércoles pasado, más de 3,5 millones de alumnos de escuelas estatales no pueden comenzar las clases -en los colegios privados hay 1,2 millones y el impacto del paro es menor- y las medidas de fuerza ponen en jaque el cumplimiento del calendario escolar, que prevé, por ley, un mínimo de 180 días de clases.

Por eso, el Ministerio de Trabajo bonaerense dictó anoche la conciliación obligatoria. "Hemos dictado la conciliación para hacer una pausa en las negociaciones y permitir que millones de alumnos comiencen de una vez por todas las clases. No entendemos por qué los maestros insisten en mantener y profundizar las medidas de fuerza", dijo Pérez. El funcionario pidió "reflexión" a los maestros y recordó que se descontarán del sueldo los días no trabajados por el paro.

No obstante, los maestros anticiparon que no acatarán la medida conciliatoria. "Hemos puesto a trabajar a nuestros abogados. No vamos a acatar ninguna conciliación. Mañana [por hoy] habrá paro en todas las escuelas y continuará hasta que el gobierno provincial realice una oferta que pueda ser puesta a consideración de los educadores", sentenció Petrocini.

El ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, salió al cruce y sostuvo que los gremios tienen la obligación de acatar la conciliación. Advirtió que si no lo hacen, pueden recibir penas y sanciones.

El jefe de Gabinete pidió a los docentes que desistan de continuar con las medidas de fuerza. "Les pedimos que no nos presionen con los paros. Que arranquen las clases y que sigamos discutiendo el tema salarial", dijo Pérez.

Pero el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, dijo que continuarán con el paro, y amenazó con marchas con empleados estatales y médicos provinciales. "Queremos tener arreglos similares a los que tienen los maestros de la región centro. Vamos a volver a proponer que la paritaria de 2015 se discuta a mediados de este año", concluyó el dirigente gremial.