Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina y Francisco, a solas por dos horas
La Presidente y el Pontífice almorzaron. El Vaticano destacó en un comunicado que la jefa de Estado estuvo acompañada por una "numerosa" delegación. Conversación reservada
17 de marzo de 2014
La presidenta Cristina Fernández y el papa Francisco estuvieron reunidos durante más de dos horas a solas en la residencia de Santa Marta, en un encuentro oficial que incluyó un almuerzo que compartieron en ese lapso

El Pontífice tuvo el gesto de esperar a la jefa de Estado en el acceso de la residencia y de acompañarla cuando se retiraba. Tras el encuentro, la mandataria partió hacia el aeropuerto, desde donde volará hacia Francia.

Se prevé que Cristina podría hablar con la prensa antes del despegue. Aún no hubo repercusiones oficiales de la reunión en el Vaticano.

En un breve comunicado, el Vaticano informó que el objetivo de la visita de Cristina Fernández fue "ofrecer los mejores deseos y sentimientos de afecto" del pueblo argentino al Sumo Pontífice. En un primer instante el Papa se reunió con toda la delegación argentina, calificada como "numerosa" por el Vaticano. Y luego almorzó a solas con la jefa de Estado.

Diez minutos después de lo pautado, a las 13:10 de Roma, la Presidente llegó a la residencia de Santa Marta para reunirse con Francisco. El Pontífice le dio la bienvenida en la puerta. Antes habían ingresado otros integrantes de la delegación del Gobierno, entre ellos el canciller Héctor Timerman y el secretario de Culto, Guillermo Olivieri. A las 12, hora de la argentina, los líderes se despidieron y la comitiva argentina partió hacia Ciampino.

La jefa de Estado llegó con una bota en su pie izquierdo. Según respondió la propia dirigente ante la consulta de los periodistas acreditados, sufrió un esguince anoche en el hotel. Cristina Fernández y Francisco se saludaron para las fotos de rigor e ingresaron a la residencia.

En primer término, la presidenta y Francisco intercambiaron regalos. Luego, el Papa y la Presidente pasaron a una sala privada para mantener un almuerzo a solas durante casi dos horas. A metros de allí esperaron Olivieri, Timerman y el embajador ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero.