Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Inflación: alquileres suben cada 6 meses
El alza sostenida de precios lleva a que los contratos se renegocien dos veces por año. La economía patas para arriba por culpa de las remarcaciones
20 de marzo de 2014
Los alquileres comenzaron a renegociarse cada seis meses en la Argentina como consecuencia de la inflación, que está sumergiendo en la pobreza a miles de familias cada mes.

En materia comercial, hay al menos un local desocupado por cuadra en la Ciudad de Buenos Aires, según datos de la CAME.

Quienes decidieron renovar sus contratos locatarios, acostumbrados a subas que rondaban el 20%, deberán pagar en algunos casos hasta 30% de incremento.

Pero lo que mayor imprevibilidad provoca es que mientras antes los alquileres se renovaban hasta cada dos años, ahora los propietarios quieren hacerlo cada seis meses.

"Estamos registrando muchas irregularidades en cuanto a los alquileres. Son cada vez más los clientes que se acercan con contratos que estipulan aumentos cada seis meses y no una vez por año como históricamente se acostumbró en el mercado inmobiliario", explicó a Ámbito Financiero Ricardo Botana, presidente de la Unión Argentina de Inquilinos.

Una realidad que desde la Cámara de Inmobiliarias Argentinas (CIA) aseguran "se da pero en algunos casos puntuales". "Siempre existieron casos de abusos; estas situaciones de inestabilidad económica generan que algunos busquen aprovecharse", justificó Roberto Arévalo, presidente de CIA. Si los aumentos se mantienen, podría generarse una situación similar a la de alquileres de locales, muchos hoy sin inquilinos. En marzo se detectó 1,3 local vacío por cuadra, llegando a registrarse hasta cuatro en ese mismo tramo, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA).

Los aumentos desproporcionados, según atribuye Botana, son generados por el creciente número de inquilinos. "La condición de inquilinos de clase media subió de 2001 a 2011 de un 11% al 16% respectivamente.

En la Ciudad de Buenos Aires, el 30% de los inquilinos tiene ingresos medios", agregó. Es que según indicó el especialista, la posibilidad de adquirir "la casa propia" es cada vez más difícil, ya que los créditos hipotecarios son casi inexistentes. "Hoy sólo el 5% de las operaciones se hacen mediante un crédito", concluyó.