Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Acuerdo YPF: media sanción del senado
El FPV consiguió la adhesión del Movimiento Popular Neuquino. La UCR y el FAP se opusieron. El Peronismo Federal y el PRO se abstuvieron
27 de marzo de 2014
Con el apoyo de aliados, el Movimiento Popular Neuquino (MPN) del moyanista Guillermo Pereyra y el peronista díscolo Carlos Verna, el kichnerismo le dio esta madrugada media sanción en el Senado al acuerdo con Repsol por la expropiación del 51% de las acciones de YPF.

Durante la extensa sesión en la Cámara alta, la UCR y el Frente Amplio Progresista (FAP) ya habían anunciado que rechazarían el acuerdo y el Peronismo Federal y el PRO, su abstención, con fuertes críticas a la tasación de la empresa, los pasivos ambientales que dejó la gestión española, y la noticia –revelada por el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, hace dos semanas– de que las provincias deberán pagarle al Estado Nacional la parte de la empresa que recibirán.

"“Esto abre las puertas a las inversiones. Es la oportunidad para el desarrollo energético de la Argentina, en el camino del autoabastecimiento, que es lo que necesitamos”", defendió el acuerdo Pereyra. Una de las pocas observaciones del moyanista, replicada por otros senadores, fue por la forma en que las provincias pagarán las acciones de YPF que reciban.

El pampeano Verna, al defender su voto positivo, disparó por elevación a la UCR, que hace dos años apoyó la estatización de YPF, pero ayer cuestionó con dureza el acuerdo con Repsol. “"Si uno vota que hay que expropiar, debe votar que hay que pagar”", zanjó el ex gobernador.

El radicalismo, en tanto, centró sus objeciones en la valuación de las acciones y la falta de precisiones del Tribunal de Tasación. “"Por no aceptar un procedimiento, están inventando otro. La figura ‘solución amigable’ no existe como figura autónoma”", advirtió Ernesto Sanz, en referencia al nombre con el que el oficialismo se refiere al acuerdo que alcanzó con la empresa española.

Laura Montero reclamó: “"Ante este mal acuerdo que vamos a tener que pagar las provincias, tratemos una ley de fondo que corrija los errores”".

La kirchnerista fueguina Roxana Bertone rechazó esas críticas. “"Hemos logrado un precio justo”", aseguró. “"Con el diario del lunes, el Prode lo gana cualquiera. El tema era sentarse con la empresa y llegar a un valor consensuado”", complementó su compañero de bloque Aníbal Fernández.

Uno de los discursos más duros en contra del entendimiento fue el del radical Mario Cimadevilla, quien aseguró que “"el contrato prevé una coima institucional, que es que parte de las regalías vayan a los sindicatos”".

Por el PRO, Diego Santilli anunció su abstención y la de Alfredo De Ángeli, dado que la tercera integrante del bloque, Gabriela Michetti, estuvo ausente. “"Votar por el no sería decir que en la Argentina está bien quedarse con las empresas sin pagar. Votar por el sí sería convalidar un cálculo que no está claro. Nosotros nos vamos a abstener”", explicó.

En desacuerdo, el socialista Rubén Giustiniani anunció el voto en contra del FAP consideró que “"sólo la urgencia del Gobierno necesitado de préstamos internacionales explican esta negociación”" y advirtió que "el kirchnerismo “no explica el pago discrecional a una empresa que vació de reservas el país”".