Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Nueva reunión para destrabar el paro docente
Jefe de Gabinete de Scioli encabeza negociaciones. Docentes tienen esperanza de una "oferta superadora". La Provincia quiere que el lunes los chicos estén en las aulas
28 de marzo de 2014
En una nueva oportunidad, desde las 10:00, los representantes de los gremios de maestros de la Provincia de Buenos Aires se encuentran reunidos con el gobierno bonaerense en la Subsecretaría de Negociación Colectiva del Ministerio Trabajo para intentar destrabar el paro de maestros que ya lleva 17 días.

Por orden de Daniel Scioli, las conversaciones estarán lideradas por el jefe de Gabinete Alberto Pérez. La expectativa está puesta en que las partes puedan acercar posiciones para que finalmente comiencen las clases en las escuelas públicas.

Además de Pérez, estarán en el encuentro la directoria de Educación, Nora de Lucía, el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango y el subsecretario de Economía, Agustín Lódola. La comitiva de maestros está encabezada por el secretario general de Suteba, Roberto Baradel.

Según trascendió, hasta minutos antes del inicio de la reunión hubo contactos telefónicos entre la Gobernación y los representantes de los maestros con el objetivo de "ablandar" posiciones y preparar el terreno para firmar un acuerdo.

Hasta ayer el gremio docente se mantenía inflexible: exige un aumento de 35% para ingresar a las aulas. La administración de Daniel Scioli ofreció una suba de 30,9% que se abonará en dos etapas y dice que no tiene recursos para elevar la propuesta.

Los maestros bonaerenses cumplen hoy su día 17 de huelga. Las clases, que debían comenzar el 5 de marzo, fueron aplazándose a la espera de una resolución del conflicto docente. Otras provincias también tienen huelgas, pero la situación bonaerense trasciende por una cuestión de tamaños y cantidades: hay casi 3 millones de chicos que ya perdieron cuatro semanas de clases.