Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Corea: los SMS desde el crucero conmueven
Comenzaron a trascender desgarradores mensajes de las víctimas del crucero hundido en Corea del Sur. Una tragedia que conmueve al mundo
17 de abril de 2014
"Te escribo por si no puedo decírtelo nunca más: mamá, te quiero".

Es es uno de los cientos de mensajes de los estudiantes atrapados en el crucero de Corea del Sur mientras se hundía a gran velocidad, ya que en dos horas quedó bajo las aguas.

Conmueven y desgarran al mundo, en especial luego de trascender que la tripulación ordenó mantenerse sentados dentro de la embarcación porque la situación estaba supuestamente controlada.

El barco se hundió a gran velocidad y el ingreso del agua impidió la salida de unas 290 personas, la mayoría estudiantes secundario coreanos.

"Papá, no te preocupes. Tengo un chaleco salvavidas y estamos resguardados todos juntos", escribió un estudiante de 18 años. Su padre intentó aconsejarle sabiamente: "Aunque el rescate está en marcha, salí por tu cuenta si podés". La historia estremece porque el joven finalmente no pudo abandonar el buque. Está entre los 287 desaparecidos del total de 475 pasajeros. Otro SMS que desgarra el alma: "Te escribo esto por si no puedo decírtelo nunca más: mamá, te quiero", recibió la madre de Shin Young-Jin said. "¿Por qué? Yo también te quiero, hijo", fue la respuesta desesperada. La historia tuvo final 'feliz': Shin pudo decírselo personalmente a su madre horas más tarde y fue uno de los 179 sobrevivientes de la tragedia, porque escapó del buque por sus propios medios.

La mayoría de los pasajeros del Sewol, 325, eran estudiantes secundarios del colegio Danwon que realizaban una travesía hacia la popular isla de Jeju.

"No tenemos conexión a Internet ni de teléfono así que te mando mensaje de texto. Hay poca gente en el barco, no puedo ver nada, está totalmente oscuro. Hay pocos hombres y mujeres; las mujeres están gritando", dijo un estudiante en un mensaje para su madre.

"Hay poca gente en el barco y no estamos muertos todavía así que por favor pasá este mensaje", le suplicó, en un mensaje obtenido por la cadena CNN. Entre tantos mensajes del horror, otro joven desaparecido escribió: "Parece que vamos a morir. El barco se está inclinando".

Una joven, en medio de la tragedia que estaba viviendo, tuvo la valentía de escribir: "Papá, no te preocupes. Estoy usando un chaleco salvavidas y estoy con otras chicas. Estamos en el barco, todavía en el pasillo". El padre le recomendó que intentara salir del barco. "No puedo, papá. El barco está demasiado inclinado. El pasillo está lleno con demasiada gente", dijo la estudiante. "Chicos, asegurémonos que nos reencontremos todos vivos", escribió uno. "Los quiero a todos", contestó un compañero. No se sabe cuál todavía fue el destino de estos jóvenes.

En un dato que estremece, los sobrevivientes revelaron que la tripulación dio la orden de no moverse de sus asientos cuando el barco comenzó a hundirse.

"Esperamos entre 30 y 40 minutos", contó un estudiante. "Después el ferry se inclinó y todo el mundo se puso a gritar y a intentar salir de allí desesperadamente". En unas imágenes grabadas desde el mar en el momento del naufragio, unos pasajeros aterrados, con chalecos salvavidas, se suben a los barcos de rescate mientras el ferry se desliza suavemente hacia el fondo. Otros se arrojan al agua, con una temperatura de 12 grados, y son recuperados por socorristas o pescadores que fueron los primeros en llegar al lugar.