Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Antonio Caló preocupado por las suspensiones
El secretario general de la CGT oficialista reconoció la crisis que atraviesa la actividad fabril. "Hasta junio tenemos los puestos de trabajo asegurados", prometió, pero hay dudas
8 de mayo de 2014
Las 12.000 suspensiones de operarios en la industria automotriz preocupan a la CGT oficialista, y así su titular, el metalúrgico Antonio Caló aseguró que está trabajando para que no haya despidos. Desde el Gobierno le contestaron con la convocatoria a reuniones interministeriales cada 15 días.

"Hasta junio tenemos los puestos de trabajo asegurados"

"Estamos preocupados por los despidos, por ahora estamos tratando de que no los haya, sino que se vaya a suspensiones por dos meses y los compañeros cobren el 70 por ciento de sus salarios. Hasta junio tenemos los puestos de trabajo asegurados", dijo el dirigente obrero.

Los máximos referentes del sindicalismo oficialista están reunidos realizando un balance de las gestiones ante la Casa Rosada en el Polideportivo que el Sindicato de Peones de Taxis (SPT) posee en el barrio de Boedo.

Allí, los sindicalistas debaten el resultado de las negociaciones por el aumento del mínimo no imponible en el Impuesto a las Ganancias, la suba de las asignaciones familiares y el reparto de fondos de las obras sociales.

Antes de ingresar a la reunión, Caló sostuvo que la situación de crisis que comenzó a vivir el empleo en las automotrices está dado porque Brasil y los propios argentinos bajaron su demanda de coches cero kilómetro, lo que golpea a la producción.

No obstante, consideró que las reuniones entre los gobiernos de la Argentina y de Brasil para alcanzar un acuerdo comercial bilateral "van por bueno camino y esperamos que esto se ponga nuevamente en marcha".

"Sí, sí, sí, hay 12.000 afectados", dijo el sindicalista en declaraciones a radio El Mundo al ser consultado sobre las suspensiones impulsadas por las empresas que fabrican autos en las provincias de Córdoba y de Buenos Aires.

El gobierno nacional, a través del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, hizo llegar su respuesta, que para algunos parece no ser suficiente: el chaqueño adelantó que "entre hoy y mañana" se llevará a cabo una "reunión interministerial" para analizar "la situación efectiva y real" de la industria y que se repetirá cada dos semanas.

"El Gobierno trabaja en forma activa" para abordar el tema, aseguró el funcionario esta mañana al hablar con la prensa en la Casa Rosada, donde reiteró que se busca "sostener el empleo" ante las suspensiones y posibles despidos en el sector. En ese sentido, indicó que "tenemos cada 15 días una reunión interministerial para observar el comportamiento del mercado laboral" del sector.