Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Golpe de Estado por TV en Tailandia
"En el interés de la ley y el orden, asumimos los poderes", dijo el jefe militar, tras ocho meses de protestas antigubernamentales
22 de mayo de 2014
El Ejército de Tailandia anunció hoy un golpe de Estado, dos días después de declarar la ley marcial en medio de la crisis política que vive el país, tras más de ocho meses de protestas antigubernamentales.

"En el interés de la ley y el orden, asumimos los poderes. Por favor, permanezcan en calma y continúen con sus quehaceres diarios", dijo el jefe del Ejército tailandés, Prayuth Chan-Ocha, en un anuncio televisado poco antes de las 17 (7 de la Argentina).

El máximo responsable militar del país indicó que la orden busca impedir más muertes y una escalada del conflicto entre detractores y simpatizantes del Gobierno.

Rodeados por otros responsables militares con gesto adusto, Prayuth anunció la asonada después de que en la segunda reunión entre representantes del Gobierno, la oposición y líderes de los manifestantes en el Club del Ejército no se alcanzase acuerdo alguno.

Prayuth canceló la reunión después de dos horas negociando sin resultados y los soldados se llevaron a todos los asistentes a las dependencias del Primer Regimiento de Infantería, excepto a los participantes miembros del Senado y la Comisión Electoral.

Los militares, han declarado el toque de queda nocturno, desde las 22 hasta las 5, y han suspendido la emisión de radio y televisión nacionales e internacionales, que han sido limitados a emitir los comunicados de los golpistas, al tiempo que prohibieron las asambleas de más de cinco personas.

Además, detuvieron al ministro de Justicia, Chaikasem Nitisiri, y varios viceministros, así como representantes de los principales partidos políticos y los líderes de los manifestantes pro y antigubernamentales. El primer ministro interino, Niwattumrong Boonsongpaisan, se encuentra en paradero desconocido.

Poco después de anunciarse el golpe y declararse el toque de queda, los soldados empezaron a desalojar los campamentos de manifestantes pro y antigubernamentales en Bangkok y suspendieron temporalmente la Constitución