Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina radicalizó su discurso en el 25 de mayo
La presidenta avisó que no le interesa la unidad nacional para "volver atrás, para no ocuparse de los pobres", en un intento por posicionarse ante la pérdida de poder que viene
25 de mayo de 2014
En otra fuga hacia adelante, la presidenta Cristina Fernández buscó capitalizar hoy su discurso por el 25 de mayo advirtiendo que no le interesa la unidad nacional si no es para cumplir sus objetivos políticos, que considera en favor de los pobres.

Incluso, cometió la exageración de comparar el triunfo de Néstor Kirchner con la Revolución de Mayo.

En el 204° aniversario de la Revolución de Mayo, sostuvo: “Me duele como argentina cuando nos critican porque le damos algo a los pobres, a los negros o a algún hijo de inmigrantes”. Para ello utilizó la cadena nacional, y a su vez pidió “apelar al amor, al amor por el otro, el que dice que ama a Dios y no se ocupa del prójimo es mentiroso”.

"El amor es fundamentalmente ocuparse del otro”, arengó.

La Presidenta, que termina su mandato el 10 de diciembre de 2015 y no tiene chance de ser reelecta, dijo que buscaba "hacer hincapié en esta palabra, revolución y de mayo, porque cuando recordamos el 25 de mayo solo lo hacemos recordando al puñado de patriotas, pero nos olvidamos del pueblo, porque el esfuerzo de un puñado de hombres no puede construir una nación, sólo lo hacen acompañado por el pueblo".

Cristina consideró que la Argentina está frente a una “oportunidad histórica” y acusó a quienes quieren “boicotear y sembrar cizaña”, al pedir la continuidad de su proyecto político, que contribuyó a dividir a los argentinos.

"Algunos quieren dividir y enfrentar, no cuenten conmigo, voy a seguir trabajando como siempre lo he hecho, por las ideas que creo, con la fuerza de mis convicciones, pero también les pido, como lo hicimos en la oración hoy por la mañana, que nos angustien más a los argentinos, que ayuden a construir esperanzas, que no asusten más a los argentinos, que ayuden a generar fe en el país y en las oportunidades que tenemos”, aseguró.

En un llamado a la continuidad de su proyecto, dijo: “Hemos hecho mucho pero necesitamos hacer mucho más, y para ello necesitamos de argentinos y argentinas convencidos”.

"Si a alguno le ofende mi estilo y mi forma de hablar, le pido perdón", dijo la mandataria.