Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Pignanelli: "Sin soluciones se puede complicar todo"
El líder de SMATA advirtió sobre la situación del sector mecánico y dijo que en julio puede haber "una situación explosiva". Ya hay 15 mil suspensiones y eso puede agravarse
28 de mayo de 2014
El titular del sindicato de mecánicos de Smata, Ricardo Pignanelli, salió con los tapones de punta contra el Gobierno, a quien le exigió urgentes medidas para recomponer el sector al advertir que si no surgen soluciones antes de julio la actividad enfrentará una situación “"explosiva"”.

Por su estrecha relación con la administración kirchnerista, la fuerte embestida de Pignanelli contra el Ejecutivo provocó sorpresa,sin embargo el sindicalista justificó su reacción al señalar que "“enojándote siempre se vienen los acuerdos más rápido"”.

"“No me gusta patearle los tobillos a este Gobierno, pero si no se empuja a los actores a que se muevan un poco, en julio vamos a tener una situación explosiva” en la actividad", aseguró el titular del Smata en una entrevista con el Diario El Crónista.

Pignanelli se refirió concretamente a la posibilidad de avanzar en un entendimiento entre la administración K y las terminales, que implique un recorte de las tasas de interés para los créditos destinados a la compra de autos a cambio de un compromiso empresario de rebajar en los precios de los vehículos.

"Es todo un paquete. Las empresas están caprichosas y el Gobierno no tiene mucho espacio para maniobrar, pero lo tienen que cerrar rápido porque a nosotros nos queda un mes y medio"”, sostuvo en referencia a los efectos de la profundización de la crisis de la industria automotriz sobre el empleo en la actividad.

En su opinión y más allá de la contracción de las exportaciones a Brasil, los problemas en el sector se agudizaron con la fuerte caída de las ventas en el mercado interno, situación que atribuyó directamente a la suba de las tasas de interés y al aumento de los precios de los vehículos. “"Se le está pidiendo al Gobierno que baje las tasas. Pero el Gobierno tonto no es y se queja de que los autos subieron mucho y algunos más que mucho. Es todo un paquete que tiene que estar cerrado”", aseguró.

Pignanelli alertó que su decisión de salir a reclamar públicamente medidas para solucionar la situación "“más que un enojo es una advertencia para que abran los ojos"”, ya que –remarcó– “"si pasan de julio sin resolver esto nos vamos a comer una recesión hasta marzo"” de 2015.