Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
CFK: mejor no hablar, de ciertas cosas
En un acto, la Presidenta eludió mencionar la situación judicial de Boudou, citado a indagatoria por la supuesta apropiación ilegal de Ciccone
31 de mayo de 2014
Durante los cerca de 60 minutos que duró su discurso en Río Gallegos, la presidenta Cristina Fernández evitó referirse este sábado a la situación judicial de su vice, Amado Boudou que ayer fue citado a declarar por el caso de la ex imprenta Ciccone

Como es habitual en sus actos, la jefa de Estado defendió ciertas políticas de su gobierno y resaltó la figura del fallecido Néstor Kirchner. Habló de temas coyunturales, como el reciente acuerdo con el Club de París, y criticó sin nombrarlo al gobernador Daniel Scioli por un conflicto gremial en el sector automotriz, pero no habló de Boudou.

Tuvo la misma actitud ayer, cuando se conoció la decisión del juez Ariel Lijo de citar a declarar al vicepresidente para el 15 de julio. Cristina no apareció en público hasta este mediodía en Río Gallegos, pero se comunicó desde Olivos con su segundo para darle todo el apoyo político y anticiparle que varios ministros harían declaraciones públicas a su favor y descartar un pedido de renuncia o de licencia en su cargo.

Ayer, los encargados de cerrar filas en torno de Boudou fueron el jefe del Gabinete, Jorge Capitanich que señaló que el ex ministro de Economía "está a disposición de la Justicia, como siempre", y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, quien denunció un "prejuzgamiento" y una "campaña" de la prensa por informar sobre el caso.

También la jefa del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, anticipó que la medida judicial "era positiva" porque "le permitiría ejercer su legítima defensa".

Cristina no se reunirá, por lo menos cara a cara, con Boudou hasta la próxima semana. Mientras la jefa de Estado descansará hoy y mañana en su terruño del sur, el vicepresidente viajó ayer a El Salvador para asistir a la asunción del presidente de ese país, Salvador Sánchez Cerén.