Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Gestamp abrió sus puertas pero sigue en conflicto
La planta ya está operando. Sin embargo, a los obreros despedidos -que debían volver tras la conciliación obligatoria- no les permiten entrar y los enviaron a una revisión médica
3 de junio de 2014
La autopartista Gestamp volvió este martes a producir y a fabricar, a pesar de que el conflicto aún continúa. El ministro de Producción, Ciencia y Tecnología de la provincia de Buenos Aires, Cristian Brensteinten, informó que el primer turno de trabajadores comenzó sus tareas tal como estaba previsto.“Ahora tenemos que recuperar”, señaló.

Brensteinten aseguró que la empresa Gestamp "está normalizando sus tareas y su trabajo".

"La empresa normalizó su producción. Hoy la industria automotriz está normalizada. Los trabajadores que están en conflicto deberán resolver sus diferencias en el ámbito que corresponde; nosotros no los obligamos a acordar, nosotros los obligamos a negociar", detalló.

Sin embargo, pese a que las partes habían acatado la conciliación obligatoria, un grupo de trabajadores despedidos no pudo ingresar para cumplir con sus tareas. Ayer, lunes, la empresa argumentó que las puertas de la compañía estaban cerradas por "limpieza y desinfección"; hoy les pidieron que se realicen una revisación médica.

La dirigente del MST Vilma Ripoll, que se encontraba en el lugar, relató: “Vinieron un representante del ministerio de Trabajo de la Provincia y un representante de la patronal e hicieron una lista de los obreros que intentaban entrar. Los notificaron de que no los pueden dejar entrar porque tienen que hacerse una revisación médica para ver si no tienen alguna enfermedad agregada en estos días de conflicto y después volver. Están desacatando la conciliación obligatoria en la cara del Ministerio”.

Por tal motivo, Ripoll anticipó que los operarios tomaron la decisión de instalar una carpa en el ingreso de la fábrica para seguir con reclamo de que se reincorpore a los 69 despedidos. Sin embargo, ratificó que “no hay toma en Gestamp, están trabajando”.

Apenas unos minutos después, en su habitual conferencia de prensa, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que la planta (Gestamp) está en su total funcionamiento con 400 operarios. “Cuenta con el stock disponible para dar continuidad a la productividad y al abastecimiento para las empresas que se proveen de la misma”, apuntó.

En el conflicto por el despido de 69 trabajadores intervino hasta la presidenta Cristina Kirchner, quien el sábado cuestionó al gobernador Daniel Scioli por no intervenir más rápido en la discusión, que ya casi lleva dos meses. La protesta, que se agudizó hace diez días, frenó la producción de la planta y eso a su vez provocó escasez de insumos a diez fábricas del país, afectando a la ya alicaída industria automotriz.