Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Sin maravillas, Martínez perdió por abandono
El boricua Miguel Angel Cotto le propinó una paliza y lo dominó en 9 rounds. Lo tiró 4 veces. Martínez no salió en la 10º vuelta. El ganador ahora es campeón de cuatro categorías
7 de junio de 2014
En la peor noche de su carrera deportiva, Sergio "maravilla" Martínez perdió el título mundial mediano al caer por nocaut técnico, al inicio de la décima vuelta, ante el puertorriqueño Miguel Antel Cotto, quien lo tiró en cuatro oportunidades, tres en la vuelta inicial

La decisión del abandono la tomó Pablo Sarmiento, el entrenador de "Maravilla" quien apreció el mal estado físico del ex campeón y la imposibilidad de ganar la pelea por nocaut, la única chance que le quedaba al argentino.

Sin piernas --sin dudas su rodillas están muy lesionadas- y luego de quedar sorprendió en el primer round y caer en tres oportunidades, el quilmeño lejos estuvo de su nivel y fue superado ampliamente en las 9 vueltas por el ahora cuádruple campeón mundial. Hasta ese momento la tarjeta de Asteriscos.Tv era de 90 a 82 puntos a favor del boricua.

El interrogante que ahora se abre es is llegó el final de la carrera de Martínez, quien a los casi 39 años, muestra desde hace ya varios meses graves problemas físicos.

"Pido perdon a todos los argentinos que vinieron y lo vieron la pelea. hay que saber perder y ganar. Hoy perdí y me duele, pero es así. Ahora veremos con mi equipo que hacemos en el futuro", dijo Martínez luego del combate.

El comienzo de la pelea comenzó de la peor manera para el campeón defensor. Tres caídas sufrió Maravilla en el primer round. La primera mano que el portorriqueño soltó a fondo la sintió fuerte el argentino, que luego de caer por primera vez no tuvo otra que esperar ansioso por la campana que le puso fin a la primera vuelta.

En la segunda, parecía que Maravilla iba de nuevo a la lona, pero, en esa ocasión, era por un resbalón, por lo que no hubo cuenta. Todo se hacía cuesta arriba para Martínez. A partir de este segundo round, con el jab, Maravilla comenzaba a tocar la cara de Cotto y hacerlo pelear a la distancia conveniente para el campeón defensor. De todos modos, cada vez que el boricua atacaba parecía hacer mella en Martínez, incluso en la tercera vuelta.

Hacia la mitad de la pelea, en el sexto round, seguía siendo Cotto el dueño del centro del cuadrilátero. Con el correr de los minutos, pese a que las manos del boricua no llegaban como antes, las posibilidades de retener el cetro de Martínez se complicaban. De a poco, las esperanzas del de Quilmes comenzaban a pasar por la posibilidad de impactar una buena mano como para noquear a Cotto.

El plan de pelea, con las caídas inesperadas del comienzo, quedaba hecho añicos. Y Maravilla necesitaba mucho más que jabs, promediando la octava vuelta, para retener el cetro, lo que implicaba tirar a Cotto a la lona y que el boricua no pueda levantarse. Pero quien parecía más cercano a volver a la lona era el propio quilmeño, cuya estabilidad era endeble.