Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Automotrices proponen bajar 5% sus precios
Presentaron propuesta concreta Toyota, General Motors, Volkswagen y Renault por la Hilux, el Agile, la Surán y el Clío. Hoy reunión con Fiat, Honda y Ford. Crece la presión
10 de junio de 2014
En su afán por lograr una rebaja en los precios de los autos y, con ello, una redinamización de las ventas, el Gobierno hará este martes la segunda tanda de reuniones con las terminales a las que les ratificará el pedido de reducir 10% los valores de los vehículos.

Sin embargo, el sector se resiste a conceder este reclamo tal como fue planteado. Varias compañías que fueron recibidas la semana pasada por los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi, ya presentaron sus propuestas formales y en ningún caso las rebajas superan el 5%, confirmaron fuentes de la industria.

El jueves pasado asistieron al Palacio de Hacienda directivos de General Motors, PSA Peugeot Citroên, Toyota, Renault y Volkswagen, en tanto que hoy le tocará el turno a Ford, Honda y Fiat. Según las fuentes del sector consultadas, Renault, Toyota, Volkswagen y General Motors cumplieron en las últimas horas con el pedido formal del Gobierno y presentaron una propuesta para rebajar un modelo de producción nacional. Alguna versión del Clío entraría por la francesa; de la camioneta Hilux por la terminal japonesa, de la Surán por la firma alemana y el Agile de GM. Peugeot aún no tomó una decisión al respecto, aunque evalúa ingresar con el 207.

El Gobierno les había pedido una propuesta de rebaja de precios, cómo mínimo, de un 10%, pero las empresas advierten que no están en condiciones de cumplir con ese pedido. “"Se ha generado una expectativa muy grande en el mercado de que los autos van a tener una baja importante de precios y no es factible. Los aumentos que hubo no compensan el incremento de costos"”, precisó el directivo de una terminal. Sin embargo, es clara la intención de las compañías de acompañar a las autoridades en el pedido y “ofrecer algún descuento en alguna versión de un modelo”.

En su habitual conferencia de prensa, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, reiteró la necesidad de que exista “un compromiso de la industria automotriz para reducir el precio de las unidades y el costo de financiamiento” ya que, advirtió, “"el Estado va a cumplir un rol importante, pero también las compañías tienen que hacerlo”". "“Si esta combinación se da en el transcurso de la semana, podemos alentar la recuperación de los niveles de producción y rentabilidad en el empleo y perspectivas para la evolución del sector en el segundo semestre"”, observó el funcionario.

Capitanich dejó entrever que las terminales deberían también hacerse cargo de mejorar los beneficios de financiamiento para facilitar el acceso a los vehículos, aunque había trascendido que si las firmas cumplían con una rebaja del 10% en los precios, desde el Estado se impulsaría créditos blandos para la compra de autos.

El Gobierno pretende conseguir este compromiso por parte de las terminales en las próximas horas, ya que mañana llegará la comitiva brasileña encabezada por el ministro de Desarrollo e Industria, Mauro Borges, a firmar el acuerdo automotriz bilateral por un año, hasta lograr el Pacto Automotriz Común (PAC) para el quinquenio 2015-2020. Este convenio contemplará un nuevo flex –valor que mide los términos de intercambio entre ambos países–, que se ubicará en un número intermedio entre el deseo argentino y el brasileño, que pretendía libre comercio, como rige desde el año pasado. El valor se ubicaría en torno a 1,6, que equivaldrá a que por cada dólar que exporte la Argentina a Brasil, podrá importar del vecino país u$s 1,5.