Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina dijo que sólo se pagará a quienes entraron al canje
"Estoy muy preocupada", admitió la jefa de Estado y dijo que fallo contrario de Corte de EEUU perjudica al país y a bonistas que entraron al canje. Prometió saldar próximos vencimientos por U$S 900 M
16 de junio de 2014
La presidenta Cristina Kirchner admitió estar "preocupada" por el fallo de Corte de los Estados Unidos que favoreció a fondos buitre y reconoció que "lo esperaba", pero ratificó que la Argentina "va a cumplir con sus obligaciones y no va defaultear la deuda renegociada".

En un mensaje por cadena nacional previamente grabado, la jefa de Estado aseguró que el país "no tiene por qué ser sometido a semejante extorsión, no lo merece la Argentina, ni los bonistas que entraron a los canjes" de 2005 y 2010.

Advirtió que de cumplirse el fallo no sólo el país debería pagar 1.500 millones de dólares en efectivo, sino que otros bonistas que no entraron al canje podría hacer reclamos por 15.000 millones de dólares, que representan "más de la mitad de las reservas del Banco Central".

"Es algo absurdo e imposible que un país destine más del 50 por ciento de sus reservas a pagar a acreedores", indicó, y reconoció que si el 92% que entró al canje formula un reclamo y un juez les da la razón "la posibilidad más cierta es que la reestructuración de 2005 y 2010 se caigan como un castillo de naipes y con él la República Argentina".

También dedicó un párrafo a criticar a fiscales, jueces y camaristas por haber dejado que prescribiera la causa originada como consecuencia de la operación de megacanje del 2001, que incluyó el procesamiento del banquero norteamericano David Mulford.

"No puedo dejar de cotejar la inacción de camaristas y fiscales que dejaron prescribir una causa que le genera a la Argentina una deuda de 55 mil millones de dólares", afirmó en referencia al megacanje.

Visiblemente molesta, la jefa de Estado aseguró: "No estoy sorprendida, ni enojada, estoy muy preocupada", y reveló que dio instrucciones al Ministerio de Economía y al Banco Central para que se cumpla efectivamente con el pago de 900 millones de dólares de deuda que vence el 30 de junio y que podría ser embargada por el fallo de la justicia norteamericana.

Sostuvo que la resolución del máximo tribunal de los Estados Unidos "no sólo es contrario a los intereses de la Argentina sino del 92% de los acreedores que creyeron" en el país y entraron a los dos canjes.

Agregó que el fallo afecta "al sistema y el funcionamiento económico y financiero global" y sostuvo que "no en vano países como Francia, México, Brasil y 100 parlamentarios británicos acompañaron a la Argentina ante la Corte de los Estados Unidos como ´amicus curie´ porque entendían que no era una causa del país sino del mundo entero".

"No queremos ser cómplices de esta forma de hacer negocios. Esta es la convalidación de un modelo económico que va a producir tragedias a nivel mundial", remarcó la Presidenta.

En su exposición, la jefa de Estado dijo que el fondo NML de Paul Singer favorecido por el fallo de la Corte compró bonos por 48,7 millones de dólares en 2008 y que ahora estaría habilitado a cobrar 832 millones.

Al respecto, sostuvo que "esa ganancia representaría una tasa de retorno del 1.608% en dólares" y añadió que "ni el crimen organizado gana tanto en tan poco tiempo".

Señaló que el 70% de esos bonos fueron emitidos por el Megacanje y el resto son títulos emitidos durante la convertibilidad.