Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Kicillof anunciará pasos a seguir
El ministro de Economía explicará qué hará el gobierno luego de que la Corte de los Estados Unidos denegara el caso contra fondos buitre
17 de junio de 2014
La presidente Cristina Fernández ratificó en cadena nacional que la Argentina cumplirá con sus obligaciones con los bonistas que ingresaron en los canje de deuda de 2005 y 2010 y abrió las puertas a una negociación con los holdouts que están en litigio en los Estados Unidos.

Las precisiones sobre la respuesta oficial a la decisión de la Corte de los Estados Unidos se conocerán esta tarde, a partir de las 18, en una conferencia de prensa del ministro Axel Kicillof. Así lo anunció el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en su encuentro diario con periodistas en la Casa Rosada.

Paralelamente, el Gobierno tiene previsto acudir al Congreso de la Nación para informarles a las dos cámaras del Congreso cuál será la estrategia de la Argentina. Los enviados serán Capitanich, Kicillof y el secretario Legal y Tecnico, Carlos Zannini.

Consultado sobre la posibilidad de que el Estado cambie la jurisdicción de pago de los bonistas que ingresaron a los canje de deuda, Capitanich evitó dar precisiones. "No me quiero adelantar a aspectos técnicos que esta tarde serán desarrollados por el ministro de Economía", señaló.

La Corte Suprema de los Estados Unidos resolvió no tomar la apelación argentina contra los holdouts que tienen fallos favorables en tribunales inferiores que obligan al Estado a pagarle la totalidad de los bonos que poseen. Se tata de títulos que cayeron en default en 2001 y que fueron transferidos por sus tenedores originales a precios muy bajos.

Si bien el caso implica el pago de u$s1500 millones a determinados grupos empresarios, sienta un precedente importante para el 8% de bonistas que aún no normalizaron su situación con la Argentina. Si todos los fondos que están en conflicto plantearan pedidos similares ante la Justicia norteamericana, la Argentina debería desembolsar u$s15 mil millones.

El tribunal habilitó además información sensible sobre los bienes que son pasibles de embargo. La preocupación del Gobierno está puesta en el pago previsto para fin de mes para los bonistas que entraron en el canje. Es que si se realiza en Nueva York, como estaba previsto, los fondos buitre podrían pedir su embargo. Ante este escenario se abre la chance de negociar un cambio de jurisdicción para que los tenedores de títulos argentinos cobren en Buenos Aires, bajo las mismas condiciones anteriormente pautadas.

La mayoría de los especialistas coincidieron en las últimas en la necesidad de forzar una negociación con los denominados fondos buitres, que quedaron en una inmejorable posición luego de la decisión de la justicia de los Estados Unidos. Caso contrario, la Argentina podría volver a caer en default.