Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina ahora admite negociar con los buitres
"Queremos cumplir con los que entraron al canje y con los que no", sostuvo en el acto por el Día de la Bandera. Dijo no estar dispuesta a "rifar la Patria" pero se mostró conciliadora
20 de junio de 2014
Con un tono más conciliador que el del lunes último, la presidenta Cristina Kirchner dijo hoy que la Argentina está dispuesta a "cumplir con los que entraron al canje y con los que no".

Cristina envió un cuidado mensaje al juez Thomas Griesa: Argentina quiere arreglar con el 100% de los acreedores y el acuerdo tiene que hacerse contemplando la Constitución y las leyes de Argentina. "Nosotros queremos cumplir con el 100% de los acreedores. Queremos cumplir con el 92,4% que aceptó los canjes de 2005 y de 2010, y también queremos cumplir con los que no ingresaron. Sólo pedimos que nos generen condiciones de negociación justas, de acuerdo con la Constitución de Argentina, con las leyes internacionales y con los contratos que también firmamos como país con ese 92,4% de nuestros acreedores", señaló.

Tampoco la nombró pero su mención a esos acuerdos firmados "como país" era una clara alusión a la cláusula RUFO, que impide al Gobierno ofrecer voluntariamente a los acreedores que no aceptaron las reestructuraciones anteriores.

La alusión a esos acuerdos representa, una vez más, la nota de ambigüedad que hasta ahora ha caracterizado a todos los discursos oficiales: los fondos buitre sí o sí van a querer un mejor trato que los que entraron al canje. "Queremos que se generen esas condiciones porque la Argentina, como siempre, va a estar dispuesta a dialogar. Pero también, deben saberlo, lo tenemos que hacer en el marco... Yo soy la presidente de la República Argentina. He jurado por la Constitución de la Nación Argentina para hacer cumplir sus leyes. Eso es lo que me obliga".

Si bien aclaró estar dispuesta "a cumplir pero no a rifar la patria" y adelantó que dio instrucciones a los abogados que representan a la Argentina para pedirle al juez Thomas Griesa"condiciones para llegar a un acuerdo beneficioso para todos".

"Lo que sobra en la Argentina es buena fe para negociar", remarcó la Jefa de Estado en un acto por el Día de la Bandera donde pareció tomar nota de las palabras del cuestionado Griesa, quien había criticado su discurso anterior.

Cristina pidió a los argentinos "que nadie los asuste" y sostuvo que para ella "sería fácil acordar cualquier cosa pero antes que mi gobierno está mi país, mi nación y mi patria. Mis hijos y mis nietos, sus hijos y sus nietos no dependen de un Gobierno sino de que haya patria con dignidad. Vamos a seguir trabajando y pedimos unidad nacional, estar unidos hoy más que nunca porque la unidad hace la fuerza".

Así, la presidenta debió reconocer que negociarán con buitres pero le pidió a Griesa "condiciones justas".

"Queremos cumplir con el ciento por ciento de los acreedores", indicó.

En el acto por el Día de la Bandera en la ciudad santafesina de Rosario la acompañaron el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, y la intendenta local, Mónica Fein.