Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Ciccone: testigo venía a declarar y se arrepintió
Es el ex jefe de Gabinete de Boudou. Partió desde Washington el domingo. Sin embargo, en Dallas cambió su recorrido y se tomó otro vuelo de regreso. De película
27 de junio de 2014
Guido Forcieri, ex jefe de Gabinete de Boudou en el Ministerio de Economía e implicado en el expediente judicial del caso Ciccone, había sido citado a declarar por el juez federal Ariel Lijo para el jueves 26 de junio.

Sin embargo, sus abogados se presentaron un día antes y pidieron la postergación de la indagatoria. Además presentaron supuesta información confidencial del Banco Mundial en donde el acusado acreditaba las causas por las cuales debía permanecer en los Estados Unidos. Forcieri actualmente se desempeña como representante de la Argentina ante el Banco Mundial.

Pero los hechos demuestran que la estrategia del funcionario se definió a último momento. El ex asesor de Boudou tenía previsto presentarse ante Lijo. El domingo emprendió un vuelo desde Washington, la ciudad en la que reside, rumbo a Buenos Aires. Pero cuando el avión de American Airlines hizo escala en Dallas, Texas, Forcieri decidió abordar otra nave y volver sorpresivamente a la capital de los Estados Unidos.

De acuerdo a la reconstrucción que realizó el periodista Hugo Alconada Mon para el diario La Nación, Forcieri había comprado los pasajes para llegar hasta la Ciudad de Buenos Aires y tenía una reserva en el hotel Four Seasons. El costo total de la travesía ascendió a u$s7.100 y fue gestionado a través de Amex, la agencia de viajes que utiliza el Banco Mundial, donde Forcieri representa en el directorio a la Argentina, Uruguay y a otros países del cono sur.

El domingo pasado, Forcieri tomó un taxi hasta Dulles, el aeropuerto internacional ubicado en el estado de Virginia, a 40 kilómetros de la Casa Blanca. Ese gasto también fue pagado a través de Amex y ascendió a 70 dólares. Ya en el aeropuerto subió a una aeronave de American Airlines para el primer tramo de su viaje, hasta Fort Worth, en Dallas, donde llegó demasiado tarde para tomar la conexión que lo llevaría a Buenos Aires.

Allí en vez de esperar el próximo vuelo con destino a Ezeiza o intentar alguna combinación que lo depositara en Buenos Aires, optó por comprar en el mismo aeropuerto un pasaje de regreso a Washington. Y esta vez no voló en clase ejecutiva, como lo había hecho en la "ida": optó por hacerlo en turista, por un costo aproximado de 800 dólares.

El viaje frustrado fue muy oneroso porque perdió el dinero del pasaje a Buenos Aires y Amex debió afrontar otros u$s245 que cobró el hotel cuando se cayó la reserva que tenía para la primera noche. En los registros oficiales, Forcieri indicó que su viaje a la Argentina era una "visita oficial" por el Banco Mundial, sin explicar que en realidad era esperado por la Justicia federal para dar explicaciones en un caso penal.

La situación judicial del ex asesor de Boudou se complicó luego de que Rafael Resnick Brenner -ex colaborador de Ricardo Echegaray y actual director de la delegación Salta de la AFIP- declarara que fue él quien le presentó a José María Núñez Carmona como encargado de las negociaciones para levantar la quiebra de la imprenta de papeles de seguridad Ciccone. Núñez Carmona, amigo y socio del vicepresidente, nunca tuvo un cargo oficial en Economía y es otro de los acusados en la causa.