Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Argentina envía delegación a negociar con buitres
Comenzaron a correr 30 días para tratar de evitar que el país caiga en default y Cristina decidió que un grupo de funcionarios vaya a reunirse con el mediador designado por Griesa
30 de junio de 2014
En una carrera contra reloj que recién empieza, el gobierno enviará funcionarios a Estados Unidos para iniciar negociaciones el 7 de julio por el litigio judicial por los títulos en default, reiteró su vocación de "negociar en condiciones justas y equitativas", y reclamó que se permita cobrar a bonistas reestructurados.

Todo mientras comenzaron a correr los 30 días de plazo para que el país no caiga en default.

El Ministerio de Economía anunció hoy la decisión tras sufrir un nuevo intento de los fondos buitres contra el juez Thomas Griesa, buscando que libere el embargo contra bienes argentinos en el exterior.

Los fondos buitre NML Capital y Aurelius advirtieron que la Argentina "no se ha sentado a negociar" por la deuda en default presionando al juez en el inicio de los 30 días de plazo que tiene el país para evitar una declaración de default técnico.

Hoy la Argentina debía pagar 539 millones de dólares para lo que depositó ese dinero en el Banco de Nueva York, pero Griesa exigió a la entidad financiera devolver ese dinero al país.

El vencimiento no significa entrar en un período de incumplimiento, porque si bien la fecha de pago es el 30 de junio, hay un plazo adicional de gracia hasta el 30 de julio, con lo que el país sólo está en mora.

El Ministerio de Economía anunció que designó a una delegación que viajará a Estados Unidos para negociar con los fondos buitres, aunque no informó quiénes la integran.

Los funcionarios participarán de una ronda de negociación convocada para el 7 de julio por el mediador en el conflicto judicial, Daniel Pollack, que designó el juez Griesa.

En un comunicado, el Palacio de Hacienda insistió en que con esta decisión la Argentina "reitera su vocación para negociar en condiciones justas, equitativas y legales que contemplen los intereses del 100% de los acreedores".

El comunicado reclama también que se les permita a los bonistas reestructurados "cobrar puntualmente" el actual vencimiento bloqueado por el juez Griesa.

El gobierno, a través del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, volvió a rechazar que el país esté en "default técnico" al sostener que la Argentina, "paga regularmente sus obligaciones".

Capitanich volvió a cargar contra el juez Griesa al sostener que produjo un hecho "inédito en la historia de la humanidad" cuando impidió que bonistas cobren un vencimiento de deuda.

"Aquí se pretende incluir un eufemismo, denominado default técnico", aclaró Capitanich, tras asegurar que "es la primera vez que un juez pretende alterar un contrato, un prospecto, una relación contractual, para impedir el pago a un grupo de bonistas; es un caso inédito".

Voceros de Economía confirmaron también que el ministro Axel Kicillof viajará a Washington para participar de la reunión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Kicillof intervendrá en la reunión de cancilleres para el próximo jueves en la que se tratará la disputa de la Argentina con los fondos buitre, sin apoyo de Estados Unidos. que defendió la "independencia" de su Poder Judicial.