Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Israel interceptó un misil de Hamas
Iba dirigido a Tel Aviv, unos 70 kilómetros al norte de la Franja de Gaza. El misil fue interceptado por el llamado "escudo de acero"
8 de julio de 2014
La televisión israelí anunció que un cohete dirigido a Tel Aviv fue interceptado por el Iron Dome, el escudo de acero que sirve como sistema de defensa de la ciudad, ubicada 70 kilómetros al norte de la Franja de Gaza.

En medio de la creciente tensión entre el grupo propalestino Hamas y el gobierno de Benjamin Netnyahu por el asesinato de tres jóvenes israelíes, los ataques de las IDF (siglas en inglés de las Fuerzas de Defensa de Israel) y las respuestas del lado de Gaza no se han hecho esperar.

Las sirenas que alertan de un ataque aéreo sonaron en la capital comercial del país, poco antes de que se escuchara una gran explosión. Según la TV, fue provocada por el choque del misil con un proyectil de las IDF.

El Ejército ha confirmado la noticia. Se trataría del ataque más profundo intentado por las fuerzas palestinas desde que se desató la crisis y la primera ofensiva de las IDF, a primera hora de este martes.

El intercambio de proyectiles ha sido el más cruento desde noviembre de 2012. Según las IDF, hubo 130 disparos de misiles hacia Israel, incluyendo el que provocó pánico en Tel Aviv, mientras que la ofensiva sobre Gaza causó, según fuentes palestinas citadas por AP, al menos 15 muertos.

El ataque tuvo como objetivo un centenar de blancos de Hamas en el territorio de la Franja y se realizó tanto desde tierra como desde el mar. No se descarta una invasión terrestre: "Si se necesita una operación de ese tipo, la haremos. Estas cosas están sobre la mesa. Esta opción existe. No nos detendremos hasta que dejen de disparar cohetes", dijo Yitzak Aharonotovich, ministro del Gabinete de Seguridad Interna de Israel.

El funcionario indicó que no se trata de una ofensiva corta, sino que puede prolongarse por varios días: "No terminará en un día ni en dos. Tomará tiempo", señaló en declaraciones para la TV mientras realizaba una visita a la ciudad de Ashkelon, uno de los blancos de los cohetes que caen desde Gaza.