Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Quejas por destrozos en el Obelisco
Un productor teatral culpó a gobiernos nacional y porteño. Dijo que a nadie le importa que "rompan todo"
14 de julio de 2014
Harto de las injusticias, Ariel Diwan, productor de “Stravaganza Tango”, el espectáculo que presenta Flavio Mendoza en el Teatro Brodway, cargó furioso por la violencia en los alrededores del Obelisco.

Grupos totalmente alcoholizados robaron locales y rompiero todo a su paso en varias cuadras a lo largo avenida Corrientes.

“Entraron, rompieron, robaron, se llevaron computadoras, plasmas, estoy mal porque no puedo entender cómo no se imaginaron que con tanta gente esto iba a pasar, ¿no? Pero bueno así estamos, últimamente vengo con varios temas y nadie responde“, denunció Diwan.

El productor se quejó porque "dejaron que roben todo, destrozaron todo y se robaron todos los locales de todo y ahí arrancó la policía a avanzar a que no sigan rompiendo todo, pero bueno… tarde, una hora tarde como todo lo que pasa en este país, un poquito tarde, siempre. Estaba viendo como me destrozaban el teatro por televisión“.

De paso, recordó el terrible hecho de inseguridad que vivió hace pocas semanas.

“Hace dos meses me secuestraron, me llama (el Intendente de Morón) Lucas Ghi, (Martín) Sabbatella, todos te llaman a ver qué necesitás y no hacen nada“.

“Me secuestraron con mis dos hijos: nada, me robaron la oficina hace dos meses, me la pelaron: nada; me rompen el teatro: nada, entonces como acá no pasa nada por eso pasa todo lo que pasa, la presidenta recibe a los jugadores, yo digo ‘esto es una joda…’ Estoy en un día que estoy medio calentito, como verás…”, se justificó.

Cuando Majul le preguntó si recibió el llamado de alguna autoridad, Diwan respondió que “esta vez no me llamaron, como saben que para llamarme al pedo no me tienen que llamar… me llamaron todos los periodistas, todo el mundo, menos los que me tenían que llamar, que eran Macri, Larreta, y la reputa madre que lo parió”, disparó, angustiado.

“Ahora para pedir entradas, traer a los chicos, están todos”, agregó. “Mirá Luis, te pido disculpas porque estoy loco ya. Quiero saludar a mi amigo Sabbatella, que cada vez que tengo algún inconveniente llama para ver cómo ayudar y no hace un sorete, al conchudo de Lucas Ghi, y todos me están diciendo que estoy loco porque cuando me secuestraron con mis hijos me llamó para hacerse el bueno el pelotudo y ¿vos escuchaste que pasó algo? ¡No pasó nada, nunca pasa nada, se pueden ir todos a la concha de su madre!”, dijo indignado Diwan. En tanto, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) aseguró hoy que los destrozos provocados por los violentos durante el domingo por la noche en comercios cercanos al Obelisco porteño llegaron a los 710.000 pesos.

En ese sentido, la CAME informó que las pérdidas ocasionadas por los destrozos alcanzaron los 430.000 pesos, mientras que los otros 280.000 fueron por pérdidas ocasionadas por el lucro cesante ya que deberán cerrarse en forma temporaria hasta reparar sus instalaciones y reequiparse.

En total fueron 26 los comercios destruidos por los delincuentes durante los festejos por el subcampeonato: diez sobre la Avenida Corrientes, nueve sobre la calle Cerrito y siete sobre Carlos Pellegrini.

Pizzerías, bares, comercios de indumentarias, teatros, hoteles, oficinas comerciales, fueron algunos de los rubros alcanzados por el vandalismo.

Todos sufrieron roturas de vidrios, daños sobre su mobiliario, y robos de diferente magnitud.

Asimismo, hubo destrozos en toda la obra nueva de la peatonalización del Microcrentro y el Metrobus.

La CAME remarcó que "los actos de vandalismo llegan en un momento muy delicado para el sector comercial, que registra caídas profundas en sus niveles de ventas y bajos niveles de liquidez para hacer frente a este tipo de sucesos".

"Por ese motivo, y frente a la magnitud de los hechos, CAME solicitará:

a)Exención del impuesto a los Ingresos Brutos por el plazo de seis meses en los negocios afectados.

b)Prórroga en el pago de los impuestos nacionales, hasta tanto los empresarios puedan reponerse del siniestro.

c)Una indemnización al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para cubrir los daños y perjuicios ocasionados sobre el pequeño y mediano comercio".

Asimismo, se indicó que "en simultáneo, se realizará una presentación en la Superintendencia de Seguros para que aquellas pólizas que no tengan cobertura contra tumultos y saqueos, que son la mayoría, sean cubiertas por las compañías teniendo en cuenta que se trata de un caso fuera de razón y cordura, imposible de imaginar por cualquier empresario".