Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Alteraron pruebas donde cayó el avión
Así lo denunciaron autoridades de Malasia y Ucrania. Los equipos de investigadores llegaron a la zona seguidos con atención por líderes mundiales
19 de julio de 2014
El gobierno de Malasia afirmó que se han alterado pruebas vitales en la zona de Ucrania donde se estrelló el vuelo MH17, y denunció que lo consideraba como una "traición" a las personas que han muerto en la catástrofe.

"La integridad del lugar está comprometida, hay informaciones que muestran que pruebas vitales no se han mantenido en el lugar. Las interferencias en la zona del siniestro pueden falsear la investigación", declaró hoy el ministro de transportes malasio Liow Tiong Lai, que viajaba a Ucrania.

"No impedir tales interferencias es una traición a las vidas que se han perdido", declaró en una rueda de prensa.

En tanto, equipos de investigadores y observadores de varios países llegaron este sábado a Ucrania para examinar el lugar donde el jueves se estrelló un avión de pasajeros de Malaysia Airlines, probablemente derribado por un misil.

Holanda, que tenía a 189 de sus ciudadanos entre las 298 personas que iban a bordo, todas fallecidas, envió un equipo de la oficina holandesa de la seguridad.

El ministro de Relaciones Exteriores, Frans Timmermans, que acompañaba a la delegación, dijo esperar poder acceder a la zona del accidente "para que los expertos puedan lleva a cabo su investigación" y no descarta negociar con los rebeldes prorrusos si es necesario.

Malasia ha enviado por su parte a un equipo de 62 personas que llegará hoy a Kiev, la capital de Ucrania. La compañía Malaysia Airlines está controlada indirectamente por el estado.

En la zona del accidente, que abarca varios kilómetros cuadrados, los bomberos colocaron bastones con pañuelos blancos en los lugares donde hay restos mortales.

Mientras tanto los socorristas siguen reuniendo los efectos personales de las víctimas, entre ellos juegos de naipes o guías turísticas de Bali de pasajeros que iban de vacaciones.

Los primeros observadores -treinta miembros de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y cuatro representantes de la agencia de la aviación ucraniana- llegaron el viernes al lugar.

El presidente estadounidense Barack Obama y la jefa del gobierno alemán Angela Merkel, igual que numerosos dirigentes de todo el mundo, pidieron durante una conversación telefónica que los investigadores tengan "un acceso completo, ilimitado y seguro" al lugar del accidente.