Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Ciudad: crece el déficit fiscal en 100%
El rojo financiero fue de $ 3106 millones, 111% más que en 2012; la publicidad es uno de los rubros que más subieron. Criticas de la oposición
20 de julio de 2014
El desequilibrio de las cuentas públicas no es patrimonio exclusivo del Estado nacional: la ciudad de Buenos Aires registró en 2013 un déficit fiscal de 2328 millones de pesos y un déficit financiero (después del pago de deuda) de 3106 millones de pesos. Es el rojo más alto de los últimos años y representa más del doble del registrado en 2012.

La cifra final se conoció la semana pasada, cuando el gobierno de Mauricio Macri presentó ante la Legislatura el cierre de la cuenta de inversión de 2013. Entre las partidas que más aumentaron y que explican el déficit, se destaca la de publicidad oficial, según detalla un informe de la presidencia de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, al que accedió LA NACION.

La administración porteña gastó en ese rubro 596 millones de pesos, más del doble de lo presupuestado originalmente, lo que significó además un incremento de casi el 100 por ciento respecto del año anterior. Cuando Macri asumió como jefe de gobierno porteño, en diciembre de 2007, el gasto en publicidad oficial era de 56 millones de pesos, por lo que el aumento total durante su gestión fue del 1000 por ciento, es decir, de diez veces.

Si se mide respecto de la participación en el gasto total de la ciudad, el desembolso en publicidad se duplicó durante la gestión de Pro: pasó del 0,6 por ciento en 2007 al 1,2 por ciento en 2013. El incremento porcentual contrasta con la inversión en educación, que pasó del 27,8 por ciento en 2007 al 22,8 por ciento en 2013.

Pese al rojo fiscal y como contracara del abultado gasto en publicidad, la ciudad también registró subejecución importante en varios rubros, entre ellos el de Función Vivienda, que agrupa los gastos de todos los ministerios porteños destinados a vivienda. El año pasado se dejaron sin usar 241 millones de pesos en esa categoría y la sumatoria entre 2008 y 2013 indica que se dejaron sin gastar casi 1100 millones de pesos presupuestados para la Función Vivienda.

Otro indicador de la tendencia en las cuentas públicas de la ciudad es el aumento de la deuda, aunque se manifiesta en niveles muy moderados. De acuerdo con la cuenta de inversión de 2013, el año pasado alcanzó 11.931 millones de pesos, sin contar la deuda con proveedores (flotante). La cifra representa el 2 por ciento del PBG de la ciudad.

La cifra luce mínima en comparación con el 45 por ciento del PBI que representaba la deuda pública del Estado nacional en 2013. Pero la tendencia registrada en este ámbito va en camino contrario a lo que pasa en la Nación.