Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El Gobierno atacó a Griesa y el default se acerca
Tras una reunión de Cristina con Kicillof, Economía acusó al juez de "no resolver nada" y utilizar "la misma terminología que los fondos buitre". Este miércoles, reunión con mediador
22 de julio de 2014
Tras la decisión del juez Thomas Griesa de rechazar la cautelar pedida por la Argentina, el Gobierno aseguró esta noche que el magistrado convocó a una audiencia pero "no resolvió nada", y a su vez lo acusó de repetir "textualmente las palabras de las solicitadas y amenazas de los fondos buitres".

La administración de Cristina Kirchner afirmó que el juez convocó a bancos, fondos y abogados del Gobierno pero "dejó todo en suspenso, amenazando a la República Argentina con lo que él insiste en denominar default".

Horas después de la audiencia realizada en Nueva York, la presidenta Cristina Kirchner convocó de urgencia al equipo económico encabezado por el ministro Axel Kicillof a una reunión en Casa Rosada.

Tras ello, Economía emitió un comunicado oficial en el que no aclaró si funcionarios de esa cartera participarán este miércoles de la reunión con el mediador Daniel Pollack en el conflicto con los fondos buitre.

"Default es no pagar, Argentina paga. El dinero depositado no puede bloquearse porque pertenece a los bonistas del canje. El juez debe dejar cobrar a sus legítimos dueños. La Argentina quiere honrar sus deudas con el 100% de sus acreedores en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables", destacó el Palacio de Hacienda.

El documento fue emitido bajo el título: "El Juez Griesa no resolvió nada y los buitres siguen amenazando", y señala que la audiencia fue convocada para resolver, de acuerdo a su propia orden, un conjunto de mociones que fueron presentadas hace 15 días.

Al respecto, indicó que estas mociones fueron presentadas por Euroclear y Clearstream; Citibank, Banco de Nueva York (BONY); JP Morgan; bonistas europeos; fondos buitres (NML).

"Sin embargo, el juez Griesa, aunque reconoció que Argentina había pagado, no resolvió absolutamente nada sobre ninguna de estas cuestiones para las que él mismo había convocado a la audiencia, manteniendo con ello su insólita prohibición de cobro", destacó el Palacio de Hacienda.

Agregó que "Argentina, por su parte, apoyó alguna de estas mociones. Y además reiteró su solicitud de una suspensión de la sentencia (stay) remarcando la imposibilidad de realizar una oferta a los fondos buitres que sea mejor que lo ya ofrecido en los canjes".

"Ya que tal pago violaría tanto la ley Argentina como la cláusula RUFO. Tal violación implicaría un perjuicio para el país por una cifra que supera los 120.000 millones de dólares, exponiendo a los funcionarios a responsabilidades penales y civiles", advirtió.

Economía reveló que como los fondos buitre sostienen que la cláusula RUFO es de imposible aplicación "Argentina le solicitó al juez Griesa que tomen un seguro financiero y cubran los riesgos y los costos de una eventual aplicación" de esta exigencia.

"Si tal riesgo fuera nulo, tal cual ellos afirman, el precio de este seguro debería ser despreciable. El juez no sólo no concedió una suspensión de su sentencia sino que además, no pronunció una sola palabra sobre la cláusula RUFO que figura en los prospectos de todos los títulos emitidos en los canjes de los años 2005 y 2010 en poder del 92,4% de los acreedores", advirtió el Palacio de Hacienda.

Recordó que el 26 de junio "tal como viene haciendo normalmente, la República Argentina realizó el pago del vencimiento de su deuda por un monto de 1151 millones de dólares, de los cuales 539 fueron depositados en el Bank of New York Mellon (BONY)".

No obstante, aseguró que "el juez dio orden a los distintos eslabones del circuito de pagos para que no dejen cobrar a los bonistas".

Al respecto, dijo que el magistrado "actuó como un bloqueo de cobro que recayó sobre dinero que es propiedad legítima del 92,4% de los bonistas que aceptaron los canjes de 2005 y 2010".

"Ante esta conducta, los propietarios de los bonos le solicitaron que permita realizar el cobro, lo mismo que los bancos Euroclear, Clearstream y hasta el propio BONY le pidió que le clarifique qué hacer con el dinero", afirmó Economía.

Aseguró que "los fondos buitres son células financieras especulativas que tienen sede en guaridas fiscales para no pagar impuestos, ni siquiera en los Estados Unidos. Nunca le prestaron dinero a la Argentina, sino que adquirieron los títulos a precio vil luego del default de 2001 con el único objetivo de conseguir un tratamiento especial, mejor que los que ingresaron a los canjes".