Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Clamor de Francisco: "No más guerra, deténganse"
En su Angelus, el Papa llamó no sólo a poner fin al conflicto armado que sacude a Medio Oriente, sino también a finalizar las hostilidades en Irak y Ucrania. Fuerte reclamo por la paz
27 de julio de 2014
Apenas unos minutos antes de que Hamas aceptara la tregua humanitaria de 24 horas, el papa Francisco volvió a pedir por la paz y el fin del conflicto armado entre Palestina e Israel.

En el Angelus que dio en la Plaza San Pedro, solicitó que el Señor "conceda a las poblaciones y a las autoridades la sabiduría y las fuerzas necesarias para llevar adelante con determinación el camino de la paz, afrontando toda disputa con la tenacidad del diálogo", en referencia tanto al conflicto en la Franja de Gaza, como en Irak y Ucrania.

"No más guerra. Es hora de detenerse. Deténganse, por favor, se lo pido con el corazón, deténganse", fue su dramático llamado.

En las últimas horas, Israel había decido suspender la tregua y retomar la ofensiva contra Hamas, tras haber sido atacada con 25 misiles. Luego, la organización terrorista resolvió aceptar la tregua humanitaria de 24 horas propuesta por las Naciones Unidas.

Francisco pidió además "tener presentes las lecciones de la historia", haciendo prevalecer con el "diálogo, las razones de la paz". El Sumo Pontífice recordó también el "trágico evento" de la Primera Guerra Mundial, de la cual este lunes se cumplirán 100 años. "Auspicio que no se repitan los errores del pasado", exhortó.

En una entrevista que concedió la semana pasada a la revista Viva y se dio a conocer recién este domingo, el Papa consideró que el planeta vive "en una época de mucha guerra". "La guerra destruye. Y el clamor por la paz hay que gritarlo. La paz a veces da la idea de quietud, pero nunca es quietud, siempre es una paz activa", recordó.

Es ese llamado por la paz y sus invitaciones al diálogo que ya lo han ubicado como candidato a lograr el Premio Nobel de la Paz. Pero él le resta importancia: "Es un tema que no entra en mi agenda, le digo la verdad. Nunca acepté doctorados y esas cosas que ofrecen, sin despreciar. Ni se me ocurre pensar en eso, y menos voy a pensar qué haría con esa plata (NdR: el Premio Nobel de la Paz otorga un millón de dólares a su ganador), con toda franqueza. Pero evidentemente, prescindiendo de un premio o no premio, creo que todos tienen que estar comprometidos con el asunto de la paz, hacer todo lo que uno puede, lo que puedo hacer yo desde acá. La paz es el lenguaje que hay que hablar".