Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Griesa es parcial y quiere asustarnos"
La jefa del Estado sugirió que el juez que interviene en el litigio con los holdouts es "parcial" y cuestionó la autorización de pago al Citigroup
29 de julio de 2014
La presidente Cristina Fernández brindó un discurso en la sesión plenaria de la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur que se desarrolla en la capital venezolana en la que vertió duros conceptos en contra del juez Thomas Griesa, que tiene a cargo el litigio que los fondos que no entraron al canje iniciaron contra la Argentina.

Ante los mandatarios de los países del bloque, a quienes agradeció el apoyo en este tema, insistió en que el país ha pagado "rigurosamente cada uno de los vencimientos". Además destacó que lo ha hecho "sin acceder al mercado de capitales, con recursos propios".

"La Argentina reafirma sus intenciones de pagar al 100% de sus acreedores, pero en forma justa y equitativa", indicó. Luego de remarcar que es imposible ignorar la cláusula RUFO –"fue ignorada por el juez", sostuvo–, reiteró que aún está abierto el canje para el 7,6% que decidió no entrar a las restructuraciones del 2005 y 2010. "Si ingresaran, tendrían una tasa de retorno del 300% en dólares", señaló.

La jefa de Estado apuntó entonces contra el magistrado neoyorkino por trabar el pago a los tenedores de bonos que sí entraron al canje. "No los embargó, tampoco los retuvo con alguna figura legal, porque no hay una figura legal para eso", se quejó. Y añadió que "los fondos están inmovilizados sin que puedan llegar a sus legítimos dueños".

"Lo que están intentando agitar es el default. Default es cuando uno no paga, y la Argentina ha pagado. Intentan asustarnos con que si no hacemos lo que nos dicen se van a venir las 10 plagas de Egipto. Las 10 plagas ya las vivimos en 2001, cuando otro gobierno hizo exactamente lo que le dictaban desde afuera", dijo.

Al aludir a esa fecha, se preguntó "dónde estaba el gran auditor global, que es el FMI", para advertirle al país que se estaba endeudando por encima de sus posibilidades de pago. "Así como recorren los países diciendo 'no se pueden pagar tantos salarios, tantas pensiones', por qué no lo hacen diciendo que no se tome deuda que no se puede pagar", insistió.

La Presidente destacó luego el análisis crítico sobre la tarea de Griesa en el juicio que se publicó días atrás en el New York Times. A partir de las impresiones del cronista que escribió el artículo dio a entender que el juez "no entiende" la materia sobre la que se está pronunciando y sugirió que carece de la "imparcialidad" que debería tener.

Como lo hiciera su jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, más temprano, lamentó la decisión de responder de manera favorable a un pedido del Citigroup y habilitar "por única vez" el pago de deuda argentina con legislación local. "Autorizó a un banco, luego lo desautorizó cuando ya había pagado, y ahora lo volvió autorizar. ¿Cómo se llama el proceso jurídico en donde un juez autoriza a algunos a pagar y a otros no?", dijo.