Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Zaffaroni: "Griesa es un juez casi municipal"
El ministro de la Corte Suprema criticó con dureza a la Justicia de los Estados Unidos y advirtió que el Gobierno debería demandar a los fondos buitre. "Esto es un escándalo internacional"
3 de agosto de 2014
El juez de la Corte Suprema, Raúl Zaffaroni, cuestionó con dureza la sentencia del magistrado de Nueva York, Thomas Griesa, que obliga a la Argentina a pagarles a los denominados fondos buitre. Además, criticó al máximo tribunal de Estados Unidos por no haber tomado el caso argentino. "Esto es un escándalo jurídico", remarcó.

El ministro de la Corte Suprema consideró que Cristina Kirchner debería "explorar la posibilidad de demandar" a los holdouts. "Hay pruebas de que no son adquirentes originarios de bonos, sino que los compraron para interferir o desbaratar negociaciones como medio extorsivo. Esto no será delito, pero en sede civil es una conducta dolosa. El daño de esta conducta inmoral se produce en el país. No sé si se podría demandar aquí, en Estados Unidos o en algún otro lado", explicó Zaffaroni.

Luego de que la Argentina entrara en default por el fracaso de las negociaciones con los fondos buitre, Zaffaroni apuntó contra la Justicia norteamericana. "Griesa parece ser un personaje omnipotente, cuando en realidad es un juez casi municipal, de trocha muy angosta. No es un juez federal siquiera, sino algo así como un juez de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y salta a la fama mundial como el único ogro de la historia. Esto plantea dos cuestiones diferentes. Primero, el actor principal de todo esto no es Griesa, sino el Poder Judicial norteamericano, en última instancia, su Suprema Corte", afirmó.

Y agregó: "Fue la famosa y muchas veces citada Suprema Corte de Estados Unidos la que hizo el despropósito jurídico de patear una cuestión que pone en jaque a un país entero. Ni siquiera tuvo el coraje de darle la razón a Griesa, sino que simplemente, en el equivalente a lo que nosotros en la jerga llamamos «un 280», dijo «esto no me interesa tratarlo»".

En el plano jurídico, el juez de la Corte Suprema consideró que se debería "declarar imprescriptible la administración fraudulenta en perjuicio de los intereses nacionales en toda negociación internacional que comprometa sustancialmente la economía" de un país