Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Enojada renunció una diputada K de Córdoba
Es Carolina Scotto, ex rectora de la Universidad Nacional de Córdoba. El comunicado habla de motivos “ extrictamente personales” pero trascendió que "no se sentía cómoda
7 de agosto de 2014
La diputada del kirchnerismo cordobés, Carolina Scotto, renunció a su banca como legisladora nacional, a pocos días de cumplirse 8 meses de haber ocupado el cargo para el que fue electa en la cámara baja.

La ahora ex legisladora indicó que su decisión “está motivada en razones estrictamente personales que afectan el pleno y adecuado desempeño de todas las responsabilidades inherentes” al cargo, aunque versiones indican que la cordobesa no se habría sentido del todo cómoda con sus compañeros de bancada.

La tensión acompañó la gestión de la cordobesa desde el inicio, cuando la promesa que le habían hecho desde el Poder Ejecutivo -y que fue uno de los requisitos fundamentales para que la legisladora acepte la candidatura- terminó inconclusa al no conseguir la presidencia de la comisión de Educación de Diputados.

La noticia de su renuncia había trascendido hace tres días en el diario cordobés El Alfil, aunque el malestar de la ex rectora de la Unviersidad Nacional de Córdoba con el kirchnerismo se profundizó al quedar trunca su presidencia en la comisión de Educación. De hecho, la designación del presidente para esa comisión fue un escándalo, ya que el kirchnerismo rompió un histórico acuerdo en la Cámara Baja, al bloquear que el radicalismo designe una autoridad para ese cuerpo de trabajo legislativo. En esa oportunidad, la UCR había impulsado al ex vicepresidente de Cristina Kirchner, Julio Cleto Cobos.

La dimisión de Scotto de su cargo fue concretada recién en el día de ayer, cuando se la comunicó directamente a Julián Domínguez, presidente de la Cámara de Diputados. Durante el transcurso del día de hoy, Domínguez había intentado revertir la decisión de la cordobesa, pero no hubo lugar para que la ex rectora de la Universidad Nacional modifique su decisión.

Tanto Scotto como Martín Gill, el otro diputado del kirchnerismo cordobés, evitaron el contacto con los medios y no realizaron declaraciones de ningún tipo. Inclusive Scotto llegó a negarlo, cuando otra legisladora de una fuerza opositora la consultó sobre las versiones que indicaban su renuncia.

El malestar de la ahora ex legisladora se hizo más evidente a fines de julio pasado, cuando se llevó a cabo en la Universidad Nacional un plenario del kirchnerismo mediterráneo, al que Carolina Scotto –que encabezó por Córdoba la lista de legisladores del Frente Para la Victoria en las pasadas elecciones– asistió unos escasos minutos y ni siquiera brindó ningún tipo de discurso.

Desde la oposición cordobesa, el único que realizó declaraciones fue el diputado radical Oscar Aguad, que en diálogo con Radio Mitre de Córdoba calificó la renuncia como “una baja muy importante”. “Para Córdoba es una baja muy importante, Carolina Scotto es un cuadro estratégico”, aseguró el legislador nacional.

En reemplazo de Scotto asumirá el tercer candidato de la lista del kirchnerismo, intendente de una localidad al norte de la provincia de Córdoba, Ernesto Bernabey.