Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Lear: la Panamericana quedó liberada
La Gendarmería sacó por la fuerza de un auto a un grupo de trabajadores de la Autopartista que bloqueaba el paso. Dos horas de tensión
8 de agosto de 2014
Un día después de que se conociera que la autopartista Lear cerró sus puertas y suspendió a todo el personal por 15 días, esta mañana volvió la tensión en la autopista Panamericana, con una particular protesta por parte de los trabajadores y sectores de izquierda, que reclaman la reincorporación de 110 empleados.

Los manifestantes interrumpieron el tránsito en la mano hacia el norte deteniendo sus autos en medio de la ruta, mientras un importante operativo de la policía bonaerense, la Gendarmería y la Infantería intenta quitar a los vehículos con camiones remolques.

La protesta comenzó a la madrugada, cuando una nutrida convocatoria cortó la colectora mano al norte de la Panamericana, a la altura del km. 31, en Tigre.

El grupo de manifestantes lleva ya cinco días consecutivos de acampe en las puertas de Lear y más de un mes en protesta desde que fueron despedidos operarios de la firma, que fabrica mazos de cables para automotrices.

"Lear se maneja como si se tratara de territorio norteamericano, donde la legislación argentina no rige, violando resoluciones ministeriales y 12 fallos judiciales [que ordenó reincorporar a los empleados]", se quejó a través de un comunicado Rubén Matu, delegado en la empresa. Tras conocerse el cierre temporal, los trabajadores denunciaron ayer que que la firma intenta "vaciar" la autopartista.

Hace diez días, tres personas, entre ellas una embarazada, resultaron heridas y otras tres fueron detenidas, luego de que la policía bonaerense y la Gendarmería Nacional reprimiera una de las protestas de los operarios.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, aseguró que en el conflicto de Lear "no hay buenos ni malos" y confirmó que la firma decidió cerrar sus puertas "para enfriar la situación". En diálogo con radio Del Plata, el funcionario dijo que la postura oficial es que la empresa reincorpore a los trabajadores, como lo ordenó la Justicia.