Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Aplicarán ley antiterrorista a una empresa de EEUU
Lo anunció Cristina Fernández. Se trata de la imprenta Donnelley, que cerró sus puertas y dejó a 400 personas en la calle. Dicen que detrás de la empresa están los "fondos buitre"
14 de agosto de 2014
En un giro imprevisto, la presidenta Cristina Kirchner denunció hoy que fondos buitre están detrás de la impactante quiebra solicitada por la gráfica Donnelley, la acusó de pretender desestabilizar y anunció que por ello se le aplicará la "ley antiterrorista".

También acusó a la justicia argentina de haber actuado en "connivencia" con la empresa por haberle concedido el pedido de quiebra de inmediato.

Cristina justificó la aplicación de la "Ley Antiterrorista" a la multinacional de origen estadounidense porque busca alterar el orden económico y financiero". Por cadena nacional, la jefa de Estado denunció la existencia de un "entramado casi mafioso, un término ya utilizado por el premio nobel Paul Krugman, quien dijo que existe una ´mafia financiera que maneja la economía internacional´", al trazar un vínculo entre la disputa legal con los holdouts en Nueva York y la decisión de la imprenta de Garín, que amenaza con dejar en la calle a unos 400 empleados.

Cristina recordó que Krugman sostuvo que "un puñado de gente rige los destinos de la economía mundial" y se quejó de que la situación patrimonial de Donnelley "era buena, y sin embargo pidió la quiebra.

Sostuvo que la quiebra de Donnelley fue orquestada por fondos buitre y anunció que la AFIP se presentó ante la Justicia para solicitar que la situación se revierta. "Estamos ante un caso fraudulento para intentar atemorizar a la población", denunció la jefa de Estado.

Dijo que en muchas empresas hay fondos de inversión y reveló que el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, "identificó a una multinacional, de la que no voy a dar el nombre, en la que el fondo de (el magnate estadounidense) Paul Singer tenía el 7 por ciento y lo transfiere a otro que se llama BlackRock, uno de los fondos que tienen entre el 60 o 70% de Donnelley".

BlackRock es una entidad financiera estadounidense cuya sede central se encuentra en Nueva York, y es la mayor empresa de gestión de activos del mundo.

La presidenta también atacó al juzgado porque "la quiebra se presentó el 8 de agosto en el Juzgado en lo Comercial 19, secretaría 37, que la otorgó en trámite exprés. La presentaron el viernes y el lunes siguiente salió".

También reveló que "hay una presentación de Donnelley ante la SEC -organismo regulador de mercado de Estados Unidos- informándole que había solicitado la quiebra debido a condiciones de negocios insostenibles".